Archivo de la categoría: Ciudad y Urbanismo

Sobre el urbanismo y las urbanizaciones.

La luz en la ciudad.

Iluminación nocturna de calles, espacios públicos, edificios y monumentos.

Uno de los logros más valiosos en nuestro tiempo es el dominio de la luz artificial. Hoy, las ciudades en la noche cuentan con abundante iluminación, tanta luz que las urbes de noche se ven desde el espacio, esto indica claramente el grado de desarrollo alcanzado allí donde la iluminación abunda. La luz estimula el desarrollo económico y la productividad.

A mayor evolución económica más es la demanda de energía eléctrica, que se produce con diferentes recursos naturales y la mayoría no son renovables, buena parte de esa energía es para dar luz artificial a las ciudades.

Downtown iluminado
Iluminación de calle y edificio público

Ahora, la producción de energía eléctrica y la emisión misma de luz artificial, liberan calor al ambiente. Esta emisión poluciona el ambiente, agrava el Efecto Invernadero que está comprometiendo seriamente la calidad de vida en nuestro futuro, e incluso la vida misma.

¿Cómo deberíamos usar la luz en las ciudades? ¿Hay un límite para iluminar? ¿Deberíamos cultivar espacio también para dar lugar a la oscuridad de la noche, como en el campo?

Cabildo y Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires
Sector iluminado de barrio histórico

Según un presupuesto muy simple, en una ciudad cuanta más luz artificial más beneficios derivados. Como si esto fuera un asunto de pura lógica.

Pero ¿es realmente así?

Igual que con la proliferación de carteles publicitarios hay contaminación visual, con exceso de iluminación artificial hay gasto en exceso y además contaminación lumínica que afecta a los seres vivos, no solamente a los humanos. Como el exceso de sonidos y ruido, la luz en exceso afecta los sentidos, molesta, irrita o incluso enerva.

Sector de downtown iluminado artificialmente
Edificio histórico iluminado en la noche

Cuando la ciudad crece, y sobre todo para que la ciudad se desarrolle, hay que planificar la iluminación artificial. También la luz debe ser administrada inteligentemente. Cambios de lámparas incandescentes, de artefactos y mejores ubicaciones de luminarias, ayudan a vivir mejor en una ciudad iluminada lo suficiente, en ambientes inundados agradablemente creando un clima luminoso.

Las casas, la ciudad, y el uso del espacio urbano

Vivimos en la urbe porque en ella encontramos facilitado todo lo necesario para el vivir mismo.

El campo, a medida que la población aumenta en tamaño, en algún lugar deja de serlo y se convierte con el tiempo, pasando por estadíos, en ciudad. Así un pueblo crece y se hace primero una pequeña ciudad, luego una gran urbe. Cuando esto ocurre hay también una proliferación de problemas que son complejos de solucionar y costosos.

Perfil de ciudad gran urbe al borde de la costa
La ciudad al borde de la costa de un ancho río

Entonces se plantea la real conveniencia de vivir en una ciudad, porque en ella predominan los problemas en el diario vivir. De tal modo, se abre nuevamente el espíritu humano a la inquietud de vivir en un lugar apartado, con menos gente, más verde y en lo posible que parezca campo. La gente se va a vivir a los suburbios. Lo hace buscando calidad de vida para si misma y por sus hijos.  Seguir leyendo Las casas, la ciudad, y el uso del espacio urbano