Casas y residencias posmodernas.

Cuando comenzó a eclipsar el estilo arquitectónico Moderno surgieron nuevas expresiones de diseño y estilo arquitectónico.

A partir de mediados de los años 60 surgió el estilo Contemporáneo y hacia fines de los 70 el Posmodernismo arquitectónico como movimiento inspirador de otra concepción.

Surge al cuestionar el Movimiento Moderno y se basa en la deconstrucción del estilo Moderno.

Pero muchas obras posmodernas crearon polémica en la sociedad y algunas se cuestionan por la dudosa capacidad de ser habitables con amplitud y comodidad, porque la forma pasó a tener gran importancia subordinando otras características de las edificaciones.


Chalet posmoderno en Bélgica años 80

Principalmente la expresión arquitectónica posmoderna mira hacia atrás, cuestiona lo que considera estancado en una parálisis víctima de sus principios, entonces aparece como protesta, respuesta crítica a las obras Modernas, especialmente las del Brutalismo arquitectónico.


Es también un movimiento que busca la salida al estancamiento luego de la muerte de los grandes representantes del Movimiento Moderno. Más abajo hay un artículo que desarrolla un poco más la visión que ha movido a los arquitectos posmodernos.

Residencia posmoderna de gran tamaño en Estados Unidos

Residencia posmoderna japonesa

Algunas ideas sobre la Arquitectura Posmoderna.

Postmoderno o Posmoderno es el nombre dado al movimiento dominante que surgió de la reacción ante la arquitectura Modernista en un momento de la segunda mitad del siglo 20.


House Delaware obra residencial referente del Posmodernismo año 1964

El Stata Center, un edificio posmoderno, tenía muy en cuenta el ángulo de las paredes. Lo Posmoderno tanto como lo Moderno, tiene un significado mucho más allá de las concepciones de la arquitectura, y resulta útil recapitular un poco para considerar su definición más amplia.


Residencia posmoderna de hormigón armado 1968

Casa posmoderna en Kichijoji, Musashino City, Tokio 1977

En primer lugar, se trata de una reacción al Modernismo. El Modernismo se centró en la ciencia, el progreso, y la verdad objetiva. El Posmodernismo se cuestiona el significado de la verdad y el progreso, hay por lo tanto una diferencia de paradigma.


Casa reforma a posmoderna residencia de Frank Gehry 1978

En segundo lugar, el Posmodernismo es una visión del mundo que duda de la existencia de una verdad subyacente, lo que consideramos como Verdad se basa en la meta narrativa de la que nosotros mismos somos parte.


Impresionante mansión posmoderna en Florida

Hay toda una variedad de diseños, curiosos la mayoría, van de la aparente travesura arquitectónica a la deconstrucción más osada, pasando por algunas modificaciones menores de fachadas por adherir al movimiento. Ciertamente, muchas veces, la discriminación de una obra residencial como expresión posmoderna puede ser algo dificultoso.


Tuscan House 1979

Dado que no existe una verdad, sólo hay opciones y preferencias. El pensamiento crítico posmoderno busca deconstruir estas metas narrativas y reconstruirlas a un estado preferido.


Frentes de casas posmodernas a colores en Santa Mónica

El problema está en que lo que uno prefiere no siempre es necesariamente lo mejor, excepto en el contexto de alguna otra meta narrativa. Incluso nuestro lenguaje es parte de la meta narrativa. En una comprensión posmoderna, el texto presente en la literatura sólo tiene el sentido que el lector recibe. La intención del autor no es considerada.


Curiosa casa diseñada y construida por Geoff Lovie en 1998


A varios proyectos de arquitectura se les dio el título de Arquitectura Posmoderna en el sentido que rechazaron la Modernidad, incluyeron por ello la ornamentación, y rindieron homenaje a las formas anteriores.


Perfil de una residencia posmodernista diseño de Richard Meier

En otros casos, el título implica que el arquitecto ha basado su trabajo en una visión del mundo posmoderno. Esta es la última forma de la Posmodernidad, a veces llamada Deconstructivismo, al que mucha gente se opone.


Venice Beach house 1986

Residencia posmoderna deconstruida en Estados Unidos


Fondos de una residencia posmoderna en Illinois

FAT House en Essex

Edificio posmoderno complejo de viviendas en Toronto 1995

Prestipino House residencia posmoderna en Adelaida Australia 2014


Belleza en la arquitectura

Sobre la belleza en la arquitectura.




El ‘arte conceptual’ que domina el mundo, también conocido como “idea art”, está bloqueado sustancialmente en el ámbito del pensamiento y por eso estamos obligados a aprender acerca de la particularidad individual del artista y sus ideas. El arte conceptual por su propia definición se ha movido sustancialmente al ámbito cerebral, y reduciendo al mínimo las dimensiones de la experiencia de las obras.

En 1941, el historiador de arquitectura Sigfried Giedion, discutió una separación que percibió para abrir entre el pensamiento de la sociedad y el sentimiento, una separación de lo que él describió como una de las enfermedades de nuestro tiempo.

Arquitectura y belleza en las formas

Fue un cisma que hizo sentir que la sociedad la dejábamos atrás, al el inicio de la Modernidad, pero como estamos viendo, esta fue una conclusión prematura. Que la separación no se ha resuelto todavía y, de hecho, parece ser más amplia que nunca en las disciplinas artísticas y sus respectivas audiencias que parecen estar siempre en crecimiento dentro del contexto de nuestro mundo Post-moderno.

“La relatividad y la inclusión de la Post-modernidad es bienvenida y celebrada, pero el hecho de que todo debe ser tolerado no significa que todo debe ser igualmente valorado. La condición Post-moderna no sugiere una manera de salir de esta situación. En el mundo post-moderno todo es diferente pero igual, para introducir un valor en un mundo tan relativo tenemos que trascender lo relativo, ver lo cualitativo, y entrar en el mundo de la excelencia, el tema de estas lineas.

La razón por la que siento que la excelencia es una manera de salir del remolino post-moderno se debe a que nos obliga a trascender la relatividad de la variedad, la diferencia y la interpretación.

“Excelencia” se encuentra definida como “pre-eminente en calidad”, y “calidad” se define como “grado de excelencia”.

Es una de esas palabras cuya definición parece ser cíclica. Su significado parece girar sobre sí mismo, se hace difícil de precisar, es elusivo como el fenómeno mismo. A mí me parece pertenecer a otro reino, otra dimensión. Si el mundo relativo opera en el plano de dos dimensiones de la vida cotidiana, la vida de la variedad, el cambio y la diferencia, el mundo cualitativo de excelencia corta potencialmente de forma vertical a través de esa dimensión en cada punto.

Quizá podríamos también imaginarlo como una serie de planos cualitativos apilados uno encima del otro con el plano pre-eminente sugiriendo excelencia. Pero el plano pre-eminente nunca es del todo comprendido porque la dimensión trascendente vertical es infinita. Este eje cualitativo atraviesa el mundo relativo y es experimentado en términos del mundo relativo, sus características son totalmente diferentes.

Si el mundo relativo es entendido en términos de las relaciones entre los objetos, formas, colores, texturas e ideas, la dimensión cualitativa se distingue por la naturaleza de esas relaciones. Si el mundo en relación es descripto por “qué”, la dimensión cualitativa es descripto por “cómo”. Casi podríamos decir que en el ámbito cualitativo importa menos que objetos, formas, colores, ideas están relacionados de una obra y lo más importante cómo se relacionan.

Cuando hablamos de “qué relacionamos”, hablamos sobre el tipo, el tamaño, el número, el costo, cuando se habla de “cómo nos relacionamos”, hablamos de tomar el tiempo, el cuidado e incluso el amor por lo que estamos haciendo. Cuando estamos en el ámbito cualitativo nos centramos en la manera en que las cosas se juntan.

La precisión con la que los colores, formas, texturas e ideas están equilibradas y compuestas, todo esto se convierte en algo muy importante para el artista y el arquitecto. Se debe a que estas personas creativas están preocupadas por la forma en que las cosas se juntan en la obra como un “conjunto totalmente integrado”, es más importante que las partes individuales.

Más allá de eso, la forma en que ese conjunto se ensambla en la gran totalidad de la disciplina o, más generalmente en la cultura, también es de igual importancia. La integridad y el balance, por lo tanto son fenómenos centrales en la consideración de la dimensión cualitativa de la arquitectura y las artes.

La casa chorizo en el Río de la Plata.

Se le llama popularmente así a un tipo de diseño de vivienda que llegó a ser muy común en Buenos Aires y Montevideo.




Se trata de un diseño singular de viviendas construidas por inmigrantes italianos partiendo de la casa pompeyana cortada por la mitad.

Los lotes donde estas casas se encuentran edificadas son angostos, tienen solamente 8,66 m de ancho. Así es en Buenos Aires.

Media casa resultó un tamaño apropiado para encajar una vivienda en esa medida. Hay referencias de estas casas más allá del Río de la Plata, por ejemplo en el sur de Brasil y en México.

Casa chorizo con fachada decorada por pintura

Hay casas chorizo en otras ciudades de países, pero son raras, por ejemplo existen también en México y España, Buenos Aires las tiene en gran cantidad y también se ven muchas casas chorizo en Rosario y en Montevideo, capital del Uruguay.

Parece que la casa chorizo está vinculada a la cultura del Río de la Plata, una característica urbana relacionada a la inmigración europea.

La casa chorizo de Carlos Gardel

La mayoría de las casas chorizo se edificaron en la primera mitad del siglo 20. Los constructores fueron inmigrantes italianos. Todas las casas chorizo son una sucesión de piezas sobre una medianera con un patio a lo largo de la otra medianera paralela. Cada pieza tiene una puerta ventana que da al patio. Entre las piezas y el patio hay una galería.

Departamento en casa chorizo ampliado, PH reformado modernizado

Se le llama pieza a la habitación de la casa. En terrenos largos o profundos, suele haber más de una vivienda, son departamentos al fondo a los que se accede por un pasillo lateral, paralelo a la medianera del patio.

Planta y corte a lo largo de una casa chorizo típica

Existen casas chorizo muy largas, con sucesiones de departamentos que tienen accesos por un pasillo angosto el cual llega al centro de la manzana o bloque de viviendas, incluso hay con salida a otra calle, formando un letra L.

Casa chorizo reformada deja ver su diseño original

La casa chorizo es un tipo de vivienda basado en un diseño típico, pero puede tener diferentes estilos dados por las terminaciones y decoraciones, sobre todo en la fachada, cara visible de las casas chorizo.

Fachada pintada de casa chorizo

Hay casas chorizo de estilo Art Nouveau, Art Decó y estilo Italiano, son las más comunes, también en Italianizante y hasta alguna con terminaciones de estilo Francés pero estas no son menos frecuentes de ver.

Algunas casas chorizo tienen un local comercial al frente, El inicio de la casa chorizo puede estar en la misma linea municipal o con un retiro de unos tres metros donde suele haber jardín.

Casa chorizo remodelada, modernizada

En el diseño de la casa chorizo predomina el desarrollo lineal de los ambientes, sucesión de piezas sobre una medianera. La cocina y el baño están al fondo, algunas tienen un vestíbulo vidriado, con vidrios partidos en soporte de hierro.

Una casa chorizo reciclada

Las casas chorizo no son casas Modernas aunque pueden tener características del Modernismo como el Art Nouveau. El diseño y los estilos de las casas chorizo contrastan con el de la casa Moderna.

Casa chorizo estilo Art Deco con trepadora al frente

Ahora, en el siglo 21 cien años después de la proliferación de construcciones para vivienda con diseño casa chorizo, muchas son transformadas, reformadas, recicladas, modernizadas.

Departamento en casa chorizo, reciclado, modernizado

Es curioso comprobar que la mayoría no son convertidas a casa cajón, mantienen el diseño de casa chorizo e incluso varias hasta el espíritu.

Casa chorizo remodelada, modernizada contemporánea

Las casas chorizo en Buenos Aires.

Las primeras casas de este tipo parecen haber surgido de la posibilidad del propietario de subdividir los grandes lotes de áreas céntricas de las ciudades, haciendo densa la ocupación con la construcción de nuevas viviendas para generar una renta inmobiliaria aprovechando el rápido crecimiento de la población de algunas zonas.

Es improbable que el origen de este tipo de casa haya sido producto como se dijo de la simple división por el eje central de la antigua casa colonial, llamada casa de patios, o de la mitad de la casa romana o pompeyana.

La expansión de la mancha urbana permitió disponer de lotes reducidos, accesibles a pequeños propietarios o locatarios de casas que pueden solo ser construidas en esta tipología, cuya principal característica es la reducción del tamaño de las partes, sin que estas pierdan ciertos atributos comunes con la familia de la casa de patios.

De allí que la denominada casa chorizo se constituyó como la opción viable, utilizada en fracciones cada vez más chicas e independientes que ya no resultan de la subdivisión de un lote mayor. Surge así un tipo de hábitat, al menos para Buenos Aires, que irá caracterizando los sectores aledaños a la antigua planta de la ciudad.

Hacia fines de los años 30 desaparece la casa chorizo porque no conforma a las instituciones civiles y al Estado en su lucha por reformar los modos de vida de los sectores populares.

Aunque la casa chorizo planteaba una situación más tolerable que el conventillo, no llegaba a los estándares planteados por los higienistas y los reformadores sociales, tampoco se adaptaba bien al
proceso de contracción de la planta y la habitación promovido por la especulación inmobiliaria.

Por lo tanto, puede precisarse que el final del ciclo para la casa chorizo está relacionado con el inicio de la Arquitectónica Moderna y la crítica a este tipo de espacio con el argumento de que su conformación abierta parece favorecer la promiscuidad y la ausencia de privacidad.

La formación de la idea de familia nuclear moderna implica un cambio drástico en las
formas del habitar.

La necesidad de contar con un control y unidad mayor de la vida familiar será el punto inicial para que desde partidos políticos, prensa, organismos estatales y asociaciones civiles, comience una campaña tendiente a desacreditar este tipo de hábitat, en consideración de la función disgregadora de este género de vivienda, su ausencia de unidad, su imposibilidad de adaptarse a los nuevos enseres domésticos que la revolución técnica permite incorporar a la casa.

Caracterizando de esta forma el programa de la casa colectiva, se observa que fue desarrollado fundamentalmente por instituciones que asociaban la reforma del habitar con la reforma social: Comisión Nacional de Casas Baratas, Cooperativa El Hogar Obrero, la Unión Popular Católica Argentina, y organismos estatales, como la Municipalidad de Buenos Aires.

modernas y contemporáneas, fachadas, diseño de interiores, planos, fotos, videos, y pasión por el tema