Aplicación de nanotecnología en la arquitectura.

Arquitectura del siglo 21 blanca inmaculada gracias a una innovación, con sus altas velas de concreto ganando las alturas del cielo.

La iglesia de Dios Padre Misericordioso, al este del centro de Roma, llama a los devotos y también convoca a los apasionados por la arquitectura. Su estructura es también un templo de la nanociencia porque retiene el brillo de su color blanco gracias a la presencia de partículas nanoestructuradas de dióxido de titanio embebidas en el cemento aglomerado usado para levantar sus paredes de concreto.

Una innovación para la arquitectura. Esta construcción fue completada en el año 2003, es la iglesia conocida con la del Jubileo y representa al un buque insignia de las construcciones con empleo de nano-tecnología. Pero hay también ejemplos más humildes.


Tanto sea el material: acero, concreto o se trate de ventanas, la nanotecnología está aplicándose a más procesos de la industria de la construcción. Así se pueden levantar estructuras que duren por centurias y se vean siempre limpias como el día de su inauguración.

Construcción de cemento blanco con nanotecnología

Uno solamente tiene que mirar la iglesia del Jubileo para ver porque es uno de los ejemplos más notables de lo que la nanotecnología tiene para ofrecer a la industria de la construcción.

Fue diseñada por Richard Meier, un arquitecto norteamericano con reputación por crear estructuras blanco brillantes que es necesario se mantengan así permanentemente. El concreto no muestra signos de oscurecimiento y al controlarlo cada año es posible comprobar que el blanco está igual que el primer día, cuando el concreto fue purgado.

Las partículas del metal teóricamente cuidarán que el concreto se mantenga blanco y brillante para siempre, incluso en una ciudad con smog como ocurre en Roma. Uno de los inventores del material se llama Luigi Cassar. El dióxido de titanio (TiO2) es conocido por su aspecto de nieve, se usa como pigmento en pinturas y para colorear alimentos, pero además tiene propiedades autolimpiantes.

Con la exposición a la luz ultravioleta se impacta al TiO2 y se excita el material por lo que pasa a actuar como un catalítico al oxidar material orgánico del ambiente, presente en la suciedad. No se trata de que el concreto resiste al smog, sencillamente se lo come. El mismo proceso químico catalítico que mantiene limpia a la iglesia también limpia el aire a su alrededor.

Actúa engullendo óxido nitroso, sulfuros, monóxido de carbono, sustancias químicas aromáticas, amoníaco y aldehidos. La firma Italcementi estima que cubriendo apenas el 15% de las superficies visibles de grandes áreas urbanas, tales como Milán, con este producto con la sustancia que devora el smog, TX Active, se podría reducir a la mitad la contaminación ambiental

Una edificación blanca que limpia la ciudad

Las ideas para el uso de la nanotecnología van encontrando su camino en la construcción de un modo práctico y ganan protagonismo. El trabajo arrancó por una necesidad de marketing, la idea era hacer concreto blanco estable frente a los elementos del ambiente que ensucian y corroen el material, algo que usualmente vemos y hasta asumimos como un fenómeno propio del uso y desgaste de las cosas, más cuando están a la intemperie.

Las investigaciones llevaron a dos patentes en los años 1996 y 1997 sobre cemento fotoactivo que se usa como aglutinante para hacer concreto blanco. Por primera vez se usó en el año 2000 para un proyecto de construcción, fue en el edificio conocido como la Ciudad de la Música en Chambéry, Francia.




El TiO2 se aplica en terminaciones, los acabados de las casas, tanto en los exteriores como en interiores. Este es un producto realmente nuevo, se irán desarrollando más productos tan innovadores como este, que la industria de la construcción va a incorporar al mercado.

Las terminaciones de las casas de madera: marcos, esquineros, zócalos y así, son las partes que primero se deterioran dejando paso a la ruina del resto de la madera, con la ayuda ahora de esta nanotecnología, las mismas se pueden mantener secas y permanentemente blancas, como nuevas.

Terminaciones de madera con Dióxido de Titanio TiO2