Archivo de la categoría: Urbanizaciones

Ideas para el espacio arquitectónico.

Estamos acostumbrados ya a ajustarnos, reducirnos, estrecharnos, lo hacemos asumiendo vivir en espacios chicos, como algo inevitable.

El espacio arquitectónico es una dimensión que debe ser bien pensada y estimada cuidadosamente. Una ciudad depende en gran medida de esto. La idea que hemos llegado a aceptar es la de hacer rendir el espacio y así conseguir lo que mejor se pueda pero siempre reconociendo la escasez como algo natural. Vemos más la escasez que la disponibilidad, porque apuntamos a las concentraciones urbanas para construir algo más.

Espacio público y espacio arquitectónico

Los seres humanos, igual que otros seres vivos, necesitamos de espacio y si bien no sabemos cuanto espacio hace falta por persona, mucha evidencia parece indicar que es necesario cierta amplitud para vivir en armonía entre nosotros y también con el ambiente. En espacios muy amplios generalmente nos bien, trabajamos y servimos mejor, funcionamos optimizados. Nuestro diseño orgánico, natural, es apto para desempeñarnos con mayor habilidad en espacios más bien grandes.

Los espacios públicos y las viviendas, así como los lugares de trabajo sirven mejor cuando impresionan, incluso, como más grandes que lo necesario o lo aceptable. Parece que cualquier hombre por delante debe ver mucho espacio. Los pueblos que mejor comprenden esta dimensión para los humanos, encuentran facilitado su desarrollo, andan por el camino mismo de la prosperidad.

En un conjunto de factores hay que tomar muy en cuenta el factor espacio, el espacio necesario y un poco más. ¿Para qué?

El espacio hace falta para abarcar con perspectiva. Un vacío adelante se intenta siempre abarcar o llenar, por instinto, porque la vida es un fenómeno que se expande en el espacio. Así como aprovechamos la fuerza de gravedad, debemos también sacar provecho de esta tendencia humana natural, la de expandirnos física y psíquicamente en el espacio. El espacio arquitectónico se debe estimar según este presupuesto.

Ciudad, cultura y urbanismo.

Si la gente abandona el campo y se urbaniza debe recrear la cultura en la ciudad. Así como el ser humano es social pero debe mantener contacto fluido con la naturaleza, también requiere de formas culturales.

Para su evolución y desarrollo, sobre todo en ambientes densamente poblados. La urbanización intensiva conduce a la anomia (pérdida de la identidad), a lo general más que a lo particular, y a la pérdida de identidad. Por ello es muy importante el desarrollo de la cultura en las ciudades.

Es conveniente que las casas por diseño y estilo correspondan a la cultura local o sean expresión de una cultura foránea. En el diseño arquitectónico es valioso ver reflejada la cultura de la gente.

La cultura en una ciudad contribuye a la identidad y esta al equilibrio de las personalidades de su gente. Las casas en la urbe pueden reflejar muchos aspectos culturales. Toda sociedad evoluciona cuando cultiva su cultura. Algunos gobiernos e intereses empresarios pueden avanzar sin respeto por la cultura en ámbitos urbanos. Así se comprueba.

Ventana y rejas ornamentales
Ventana a la calle elaborada artísticamente

Los arquitectos entonces deben contribuir al desarrollo de la cultura de las sociedades, cuando diseñan casas y ayudan a definir los estilos de las construcciones.

La urbanización especulativa lamentablemente borra aspectos culturales de la ciudad y afecta negativamente, porque las personas olvidan inadvertida y paulatinamente su cultura, dejan de transmitirla a la generación siguiente. Las casas y edificios son portadores de expresiones de cultura, están presentes en el día a día y vigentes de una a otra generación.

Vista aérea de un sector de una ciudad europea
Casas y edificaciones de una ciudad con identidad cultural

La ciudad sin cultura degenera y alienta males, patologías, también da lugar a malos gobiernos que suelen cerrar círculos viciosos. Pero los ciudadanos comunes pueden contribuir a la cultura de la ciudad, reasegurarla.

Una gran urbe recrea actividades nocturnas que extienden la vida cultural en lugares concentrados donde se ofrecen muchas opciones al mismo tiempo, como se ve en este vídeo clip de Buenos Aires.