Archivo de la categoría: Restauraciones

Sobre tareas y métodos de restauración de casas.

Casas antiguas restauradas

Las residencias de buen diseño con estilo vuelven a lucir como joyas de la ciudad.

Hoy, una ciudad moderna puede ostentar la arquitectura de otras épocas gracias a la restauración de sus casas. Es posible modernizar una vieja ciudad y conservar buena parte del patrimonio arquitectónico. Al evitar la desaparición de los exponentes de arquitectura de calidad, se favorece la memoria y contribuye a la cultura, las tareas de restauración arquitectónica tienen por objeto mostrarnos de nuevo casas, residencias y edificios con sus virtudes originales.

Casa de estilo Ecléctico restaurada

Los trabajos de restauración de casas son ahora facilitados por el avance tecnológico. Es posible refuncionalizar una casa antigua de 100 ó más años para vivienda, o desarrollar con ella un proyecto comercial, e integrar su arquitectura de modo valioso nuevamente a la ciudad.

Casa de Gobierno en la ciudad de La Plata, Bs. As., Argentina

Algunas casas antiguas, residencias, palacios o mansiones, están protegidos por ley. Por ello es posible ver en algunas ciudades el que se combine un edificio moderno en la propiedad de una casa singular con valor patrimonial arquitectónico como solución creativa urbana, y así en un mismo lote se comparten las dos arquitecturas, la antigua y la nueva.

Moderno edificio integrado a palacio

El patrimonio cultural en la arquitectura de otros tiempos es suficientemente valioso como para invertir grandes sumas de dinero público o privado. 

Edificio nuevo y casa antígua

Los edificios nuevos invaden la ciudad pero es posible integrarlos creativamente en un tarea de restauración de construcciones antiguas a preservar en parte, como se aprecia en estas imágenes arriba, de la ciudad de La Plata en Buenos Aires, Argentina.

Casa residencial del Art Decó restaurada.

Dos disciplinas que están íntimamente vinculadas y se pueden estudiar complementariamente.

La fachada de estilo esta residencia urbana de dos plantas, se ve desde la calle completamente restaurada. El tono elegido en la pintura es uno de los colores fríos preferidos en las obras representativas del Movimiento Art Decó.

Esta es una casa de familia levantada en la primera mitad del siglo XX, en un barrio de Buenos Aires, suburbano en esa época y hoy densamente urbanizado. Aun en el presente, es una propiedad que destaca en la gran ciudad y es por su estilo de arquitectura, dado con eleganciay belleza de lineas. 

Fachada de antigua casa Art Decó en estado original

Como otras casas viejas de barrios, esta residencia pudo haber pasado a decadencia, o podría haber sido reformada, alterando su estilo. Pero, por el aprecio a sus lineas, esta casa se ha ganado un lugar de aprecio otra vez, en el presente, por las innegables virtudes de su diseño y estilo Art Decó. 

Perspectiva de la fachada de la casa

En esta casa, ejemplo de arquitectura de buena calidad, se advierte que no hay rejas ni aparatos de aire acondicionado al frente que desvirtúen la fachada o la definición de su estilo. No es un detalle menor, implica un criterio acertado para dejarla en su condición original, y es algo que debe considerarse seriamente cuando se restaura una casa urbana. 



Fachada de casa urbana Art Decó restaurada

La tarea de restauración devuelve espíritu a la obra arquitectónica, y esa es una de las motivaciones principales por las que se aprueba la inversión. Rejas fuera de estilo o en demasía, aparatos de aire acondicionado a la vista, y cableríos al frente, desvirtúan el propósito arquitectónico al restaurar una construcción. 

Las sombras en la fachada destacan detalles ornamentales

Los municipios y profesionales de la arquitectura tienen el deber de cuidar la nitidez del aspecto de las obras arquitectónicas, respetar lo genuino de su diseño y estilo, porque hace a la calidad de la vida urbana.

Sector de la cochera con ornamentaciones

El Art Decó de esta casa combina ornamentaciones de diseño orgánico (motivos de la naturaleza) con diseño geométrico. En una primera etapa del Movimiento Art Decó predominó el uso de flores, frutos y plantas, luego pasaron a primer plano las formas geométricas y diseños egipcios.

Puerta de reja artística con diseño orgánico

En esta fachada se pueden ver todos los motivos decorativos originales con detalles. No hay rejas de seguridad agregadas o equipos a la vista de aire acondicionado. La casa lleva unos años ya restaurada y se conserva muy bien, apenas se advierten unos pocos signos de degradación en la pintura de los muros y óxido en el metal.

Detalles de la entrada del garaje

Una referencia breve al estilo arquitectónico, a continuación, le ayudará a usted a conocer más, en esta época de Posmodernismo donde estamos volviendo a mirar con aprecio al Art Decó.


Arquitectura Art Decó.

La estética del Art Decó continúa en aprecio y eso ocurre porque tiene virtudes. Hay una revalorización de este estilo en nuestros días. Es un estilo arquitectónico sólido, posee definida y singular identidad. El Art Decó fue un movimiento de diseño muy popular a partir del año 1920 hasta 1939, y su influencia se extendió hasta la década de los años 50 en varios países.

Influenció a las artes decorativas como la arquitectura, el diseño interior y al diseño gráfico e industrial, también a las artes visuales tales como: la moda, pintura, el grabado, escultura, e incluso a la cinematografía.

Características del estilo Art Decó.

El Movimiento Art Decó es una amalgama de muchos estilos y movimientos diversos del siglo XX temprano. A diferencia del Art Nouveau se inspira en las primeras Vanguardias. Las influencias provienen del Constructivismo, Cubismo, Futurismo, y también del propio Art Nouveau del que evoluciona, además fue influenciado por el estilo Racionalista de la escuela Bauhaus.

Los descubrimientos arqueológicos del Antiguo Egipto marcaron su impronta en ciertas líneas duras y la solidez de las formas del estilo Art Decó, también afín a la monumentalidad y elementos de fuerte presencia en sus composiciones. El Art Decó era casi puramente decorativo, por ello se lo ha considerado burgués. Este estilo alcanzó su mayor esplendor en la Exposición Internacional de Artes Decorativas de París en el año 1925.

El color en el Art Decó se nutre de las experiencias del Fauvismo. El Art Decó se basa en la geometría imperante del cubo, la esfera y la línea recta, además de los imprescindibles zigzags. Los trapezoides, facetamientos, zigzags y la geometrización de las formas son comunes a este estilo, puede verse en la fachada de la casa de este mismo posteo.