Archivo de la categoría: Prefabricadas

Viviendas construidas por partes bajo techo y despachadas para ensamblar en el sitio.

Edificio de apartamentos modular en Nueva York.

El edificio se llama The Stack y se encuentra en la sección alta de Manhattan, en Inwood, es una construcción residencial.

Hay 28 unidades para habitar, en 7 plantas, está conformado por 56 módulos apilados en 19 días, se construyeron 37 mil pies 2 (3.437,4 m2) cubiertos. El tiempo necesario para su construcción se encuentra fuera de los parámetros normales en la industria, porque llevó menos de tres semanas, y eso fue posible gracias a la construcción modular.

Los operarios del equipo de construcción trabajaron de lunes a viernes entre el 20 de Julio y el 18 de Julio de 2013. Un grupo de 8 trabajadores experimentados en la construcción con acero, un operario de grúa, y 6 ayudantes, instalaron 56 módulos en el 4857 de la calle Broadway, alto Manhattan.

Se asociaron Jeffrey M. Brown Associates y Gluck+ architects. Toda la actividad fue como la de una maquinaria funcionando con suavidad porque la coordinación resultó perfecta. Parte de la construcción de las unidades modulares se realiza en una fábrica, con módulos y trabajadores protegidos bajo techo, de tal modo se controla de manera óptima el proceso asegurando la calidad del producto, que es el módulo.

Imagen del renderizado del proyecto de edificio residencial modular en Nueva York
Imagen del renderizado del proyecto

Es por eso que, en el momento de la construcción en el sitio, el edificio “aparece de la nada” ya que se emplea un tiempo realmente muy breve, para los vecinos y peatones habituales del lugar es una sorpresa ver el edificio nuevo. Además, otra ventaja de proyectar y construir con módulos es que el precio se reduce en un 15% al comparar con el de una construcción convencional.

Tomó unos pocos meses preparar el sitio y construir los cimientos (fundaciones), mientras tanto un equipo de trabajo armaba los módulos en una factoría ubicada en Pennsylvania. Cabe aclarar, para que no quede lugar a dudas, que no se trata de contenedores reciclados, estos son módulos especialmente diseñados para este proyecto.

Hay una tendencia en Nueva York por la construcción modular, este edificio es uno de los 17 proyectos que están en preparación en la ciudad. Para la fecha de esta publicación, queda muy poco para completar este edificio en los altos de la calle Broadway, conectando caños y conductos, construyendo la torre del elevador y agregando su estructura a la fachada.

Todo el trabajo de la edificación se encuentra en los tramos finales, son las terminaciones típicas como de cualquier otra obra. Hay que tener en cuenta que la construcción en base a módulos tiene sus limitaciones, no es una panacea, para algunos proyectos en determinados sitios resulta una solución excelente. No sirve como alternativa para cualquier proyecto.

La construcción convencional sigue guardando su lugar y será así por algún tiempo. Los desarrolladores de este edificio están buscando producir más proyectos, también en base a la arquitectura modular. En los sitios irregulares la construcción modular puede ahorrar dinero y por supuesto siempre ahorra tiempo, lo que en la industria de la construcción es dinero.

Estamos en los comienzos de la industria de la construcción de edificios residenciales con módulos, hay mucho por delante para hacer y evolucionar esta arquitectura y sistema de construcción. En cambio hay en Estados Unidos bastante experiencia en la producción de viviendas modulares, casas construidas por partes en una factoría, trasladadas en camiones, y armadas en el sitio.

Modernas casas prefabricadas de construcción muy rápida.

Aquí se muestra un modelo francés terminado y es posible ver el ensamblado, se trata de un sistema de construcción europeo que abrevia pasos y costos.

La superficie de la vivienda es de 150 m2 y las comodidades interiores pueden satisfacer a una amplia demanda en el mercado de la construcción prefabricada. El concepto fundamental está dado en los gruesos paneles con material aislante y el montaje con tornillos por la tarea de personas no capacitadas.

Además de las ventajas señaladas y que sorprende saber el tiempo necesario para la construcción en el sitio, la casa es pasiva y esto significa que aprovecha la energía natural como la radiación solar y la conservación de la temperatura interior en invierno para reducir o evitar el uso de calefactores cuando llega el frío, o la refrigeración en verano.

Los materiales utilizados son muy livianos y fáciles de manejar, trasladar, y ubicar para ensamblar, ahorran mano de obra y tiempo. El costo de los materiales y bajo y el tiempo de ensamblado muy breve, por lo que suman como factores significativo para ahorro en los costos.

Vista desde una de las esquinas de la vivienda

Toda la construcción se desarma fácilmente y los materiales pueden reciclarse. Pierde muy poca energía solamente 0.11 W/m² K. Se llama PopUp House y por el momento hay dos prototipos, el que vemos en las fotos es una residencia de 150 m2 y una oficina también con forma de caja de zapatos con 70 m2 cubiertos.

Perspectiva que muestra a la derecha el acceso a la casa y en la pared de lado las ventanas
Vista del frente donde se encuentra el acceso principal

Prácticamente solo se necesita de un destornillador eléctrico, eventualmente para hacer algún corte adicional puede requerirse de una sierra circular de mano. Las medidas de todas las partes son las específicas para el proyecto, teóricamente no es necesario ajustar algo durante la construcción.

Montaje de los gruesos paneles en una estructura de madera muy simple

La firma francesa de arquitectura que ingenió este tipo de casas prefabricadas es MultiPod Studio y tiene la patente. Cabe aclarar que es un producto por el momento en preparación para su lanzamiento en el mercado en poco tiempo más. El sistema se denomina PopUp House.



Casa sustentable construida en cuatro días empleando solamente un destornillador.

El estudio de arquitectura francés MultiPod presentó recientemente un nuevo prototipo de vivienda sustentable que es ligera y reciclable, además promete ser económica y extremadamente eficiente. La estructura llamada Pop-Up House además cuenta con otro argumento de venta notable: todo lo que usted necesita para construir la casa es tener paciencia y un destornillador eléctrico estándar.

La Pop-Up House cubre 150 metros cuadrados de superficie y su interior tiene: una cocina, comedor, sala de estar, dos baños, un dormitorio principal, dos habitaciones adicionales, una oficina, y una terraza.

La estructura se puede levantar con poco personal fácilmente y comprende un enmarcado de madera de abeto, piso de madera laminada, y bloques de aislamiento de poliestireno expandido, todo queda unido mediante tornillos para madera.

El estudio de arquitectura MultiPod afirma que se puede construir sin tener experiencia arquitectónica previa, el proceso de construcción se asemeja a la construcción con Lego. Gracias al excelente aislamiento de la Pop-Up House no es necesario usar calefacción o refrigerar la vivienda, por lo menos no mientras viva en un lugar con clima templado.

Actualmente la Pop-Up House es un prototipo, por lo que no se conocen sus detalles más finos. Sin embargo se ha determinado un precio de venta preliminar de € 30.000, aproximadamente $ 41.000 dólares,  lo que incluye la mano de obra, pero no las tareas finales como: impermeabilización, instalación eléctrica, y la fontanería.