Todas las entradas de: admin

Webmaster.

La casa chalé cuestion de diseño y estilo.

El origen de la construcción diseñada para vivir una familia, llamada chalet o casa chalé, es europeo y se ubica en Suiza. Aquí hay fotos de distintas versiones.

Básicamente, un chalé es una vivienda rural de montaña, que se distingue fácilmente a la distancia por su techo a dos aguas. Este tipo de vivienda está hecha sobre una base levantada en piedra y/o mampostería, de altura suficiente como para que ingrese una persona y animales.

La planta superior es de madera, en algunos casos troncos, allí están los ambientes e instalaciones para que se desarrolle la vida familiar: sala de estar, comedor, cocina, baño y dormitorios.

Chalé suizo tradicional construido en Francia

Como el techo tiene un punto elevado para establecer los declives, por debajo de su estructura hay espacio suficiente para dormitorios, o lugar aprovechable para almacenamiento y guarda de objetos. Por lo que, en lo que llamamos ático o buhardilla, el chalé puede ofrecer un nivel adicional habitable dentro de la vivienda.

El primer nivel elevado, de madera, suele tener un balcón de madera que abarca el ancho del frente de la casa, y a veces sigue por los lados, como una cintura transitable. Del techo sobresalen los aleros que son característicos de esta arquitectura de techos inclinados.

Casa en Brooklyn del año 1900 inspirada en el típico chalet suizo

Hay chalés de más de una planta superior y con dos balcones, por lo que sobre la base de piedra o concreto, puede haber tres niveles contando la ocupación del interior del techo. Esto es lo tradicional que hasta hoy puede encontrarse en Suiza y Francia, país que hace honor a la casa chalé.

El chalet (chalé) es parte de una propiedad rural, en áreas de montaña, se trata de un diseño adaptado a la actividad primaria con animales y la tierra, tareas de granja, era casa de pastores. Por ello la base de la construcción cumple la función de un establo, que en invierno y en la noche protege a los animales, conserva productos acumulados, y también guarda las herramientas para la tarea rural.

Chalet suizo de varios cuerpos nuevo con materiales y aspectos rústicos tradicionales

El diseño casa chalé ha resultado exitoso. Posiblemente se deba a la inteligencia aplicada para combinar forma y funciones. También parece tener gran peso el aspecto paisajístico, dado que un chalet es una casa separada de otras, que muestra encanto y se integra al paisaje de valles, bosques, montañas, y picos nevados.

Chalet suizo de madera en los Alpes

La imagen del típico chalé está vinculada a las casas del Pintoresquismo europeo, dado que este se inspiró en la arquitectura vernácula y tradicional de la Europa del siglo 19 fuera de las áreas urbanas. El concepto apuntó a rescatar los aspectos tradicionales, lo rústico y artesanal, que se podían ver en las casas rurales, de campiña o provincia.

Gran chalet de piedra y madera ejemplo del Pintoresquismo

Pero el chalé no fue el único inspirador para el Pintoresquismo, si pudo haber sido uno de los ejemplos más usados para que el movimiento se expresara en las obras de arquitectura divulgadas que conocemos o hemos visto, y que tanto éxito tuvieron en Europa y en América, especialmente en Sudamérica.

Chalet modesto con algunas de las características del Pintoresquismo

Este diseño vernáculo exitoso llevó con el tiempo a reconocer un estilo chalet, el cual se fijó o definió hacia fines del siglo 19. Pero este estilo es genuino en la medida que reproduce las características del chalé suizo original. Muchos de sus detalles se pueden apreciar en un reloj cucú suizo auténtico, como el de la imagen que sigue.

Reloj cucú chalet suizo

Porque hubo una gran evolución a través de los años y sobre todo en época de la Arquitectura Moderna, de modo que el diseño ganó popularidad pero no siempre por mostrar el estilo con sus características distintivas, que son las del chalé suizo.

Chalé suizo versión contemporánea

La evolución de la arquitectura contemporánea sigue considerando el diseño chalé pero el estilo ahora es propio de la estética y los conceptos de diseño del presente. De todos modos, el espíritu del chalet suizo se sigue rescatando.

Lugares del mundo para vivir en su propia casa.

Trasladarse de un país a otro es algo habitual y fácil para muchos.

Conocer nuevos destinos puede despertar en uno el anhelo de cambiar la residencia, dado que hay ciudades y lugares en este mundo que resultan cautivantes.

Sitios donde uno puede desear vivir para siempre.

La naturaleza, la arquitectura, el despliegue urbano, y la gente con su cultura, llegan a experimentarse por combinaciones singulares, agradables, en distintos lugares del planeta.

Por motivos de trabajo o un proyecto de vida a partir de la edad de la jubilación, hoy es más posible, que en cualquier otra época de la humanidad, efectuar un gran cambio como es el pasar a vivir en otras tierras y alejarse de las natales, pero además hacerlo en breve. Tener casa en el extranjero puede ser parte de sus proyectos.

Ciertos destinos cuentan con la abundancia de ofertas de casas y apartamentos de su mercado inmobiliario. Algunos lugares se distinguen por cabañas con lindos entornos, y fuera de temporada los precios resultan accesibles.

También está la posibilidad de adquirir lotes en donde construir la casa o cabaña del diseño soñado, el costo de la inversión puede llegar a ser conveniente, y el valor a largo plazo de ese capital resultar significativo.

La costa de Cancún en México, lugar turístico y de retiro

Los mejores lugares para vivir se pueden buscar ahora por Internet, hay sitios que ofrecen rankings de ciudades y países. Si usted indaga más, incluso puede ver sitios en tiempo real a través de cámaras, son muchas las que están abiertas, algunas toman fotos cada cierto lapso y otras están las 24 hs en vivo.

Puerto Madero, dique 3, en Buenos Aires, Argentina

Es probable que usted le de prioridad al idioma para elegir una nueva locación, de tal modo podrá comunicarse sin problemas. Pero esta idea puede llevar a un error, el de subestimar las diferencias culturales, de costumbres, y la existencia de preconceptos en la gente. Todos factores que pueden dar lugar a verdaderos problemas de comunicación y dificultar sobremanera la integración. Tenga esto muy en cuenta.