Tres dimensiones de las casas modernas

Tres dimensiones de las casas modernas.

Lo técnico, lo espiritual y el dinero. El punto de vista técnico no se opone necesariamente al punto de vista espiritual. Ambas dimensiones suelen entrar en conflicto por las discusiones y hasta acaloradas que ocurren, pero es que lo técnico es “materia prima”, mientras lo espiritual puede verse como “director de orquesta”. Así lo razonaba Le Corbusier y lo puso por escrito en el capitulo 3 de su libro “Cómo concebir el urbanismo” del año 1946.

Casa moderna chalet de madera sobre el agua

Este gran hombre, figura clave de la arquitectura moderna, creía que uno no vive sin el otro. Él fue un ferviente promotor de la casa moderna y de su extensión conceptual, el urbanismo moderno. Dos conceptos muy importantes que diseñaron el mundo moderno y aun tienen gran influencia. Casa moderna también es un concepto y se proyecta en la ciudad moderna, por lo que lleva a pensar en el nuevo urbanismo.

Las discusiones apasionadas, entre los dos enfoques, el técnico y el espiritual, como de uno avanzando sobre el otro y anulándolo, no son válidas. Más bien son un gasto de energía poco o nada productivo.

A pesar del despojo de decoraciones y ornamentaciones en casas modernas y edificios modernos, hay una concepción estética en la obra arquitectónica moderna que se manifiesta en agradable equilibrio, en las formas que la construcción atrapa la luz natural y el aporte que la casa moderna o el edificio hace al lugar en donde se encuentran.

Una casa moderna puede ser de construcción muy simple, con pocos elementos a la vista, por ejemplo la Glass House, pero contar con lo esencial y destacarlo apropiadamente, con armonía. La casa moderna, algo artificial, puede integrarse al medio ambiente natural. Lo artificial y lo material se pueden complementar perfectamente.

Si bien una casa moderna está hecha de materiales artificiales, es un producto del hombre, lo más elaborado de la Naturaleza. El producto muy elaborado de un animal, por ejemplo la tela de araña, arma mortífera, es aceptado por cualquiera sin conflicto. En cambio no ocurre igual con el hombre y sus máquinas o el hombre y las casas modernas.

Casa moderna vacacional – render

Además, cuando el dinero interviene, otra herramienta del hombre, los conflictos se multiplican. Hombre por un lado, máquinas, dinero y casas, por el otro. A tal punto separados por las pasiones que se llega hasta el absurdo. Por prejuicio, el hombre se contamina y se anula espiritualmente, por lo técnico y la presencia en medio del dinero.

Ahora bien, para hacer casas modernas el hombre necesita de lo técnico y recursos que tienen valor en dinero. El hombre es central y los diseños en función del hombre, así es con la casa moderna, un diseño de arquitectura para el hombre. El hombre es un ser espiritual y su morada puede contemplar perfectamente, por proyecciones, la dimensión espiritual. El dinero sirve para lograrlo, es un instrumento para el desarrollo económico humano.

La especulación, la corrupción política, la falsedad ideológica y también la falta de inteligencia, derivan en casas, edificios y ciudades de mal diseño, donde lo técnico, lo espiritual y el dinero, no se articulan, falta complementariedad y se han usado argumentos que las obras no corroboran. Es que la mentira y el error entraron en escena.

Varios arquitectos han demostrado con sus diseños que lo técnico, lo espirirtual y el dinero, pueden llevar a logros trascendentes, no monumentos, si casas modernas y edificios modernos por mejor calidad de vida.

Casa moderna estilo Contemporáneo fachada en perspectiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *