Los olores de las casas.

Las casas tienen sus aromas, son parte de la identidad de un hogar y es algo muy valioso para sus habitantes.

Fundamentalmente los materiales con los que está hecha una casa y los de todo aquello que la llenan huelen y muchos aromas resultan entrañables para los que tienen allí una historia.

Por ejemplo las casas de madera están impregnadas de olores de maderas resinosas como el pino y otras maderas de uso tradicional para su construcción.

Las casas hechas de concreto huelen, sobre todo cuando están recién terminadas. La humedad ambiente contribuye a desarrollar olores. Espacios encerrados, como los sótanos o los áticos, guardan olores intensos.

El olfato humano es un sentido muy valioso y no siempre tomado en cuenta en la dimensión de su importancia, se vincula a vivencias primarias, incluso primitivas del hombre.

Aromas del jardín

Los olores de nuestra casa en la infancia llegan a tener para nosotros una repercusión especial y se asocia con recuerdos emocionales intensos. Inclusos algunos malos olores tolerados en familia a través del tiempo, forman parte de nuestras experiencias más vinculadas a la identidad.

No me refiero a olores repulsivos. Una casa que huele agradablemente nos acoge bien, estimula nuestros sentidos y nos envuelve en ricas vivencias, se establece como un hogar en nuestro ser.

Los olores de una casa, como los colores, están ligados a los sentimientos y condicionan nuestro humor. Hay olores que resulta bueno destacar, algunos erradicar y otros agregar a la casa.

Olor de los alimentos en la casa
Olores y aromas en la casa en la infancia

El jardín es una fuente de aromas naturales que pueden identificar la casa y a la familia que en ella habita. En primavera expanden las experiencias de los sentidos. Aromas de plantas y perfumes de flores también conforman las vivencias de un hogar.

Cultivar los aromas agradables es parte de las tareas de mantenimiento. Los ricos olores y los desagradables necesitan de un trato especialmente dedicado sobre la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *