Archivo de la categoría: Urbanizaciones

Casa urbana de estilo Moderno en esquina de Buenos Aires.

Vivienda unifamiliar de barrio estilo Racionalista, de dos plantas, se encuentra en buen estado de conservación, lleva colores de pintura similares a los de moda en su tiempo, década de los años 40 del siglo pasado.

Como en otras entradas, usted puede encontrar que el estilo arquitectónico Moderno aún guarda vigencia, especialmente en las obras bien logradas, esta casa de barrio es una. Se trata de un diseño de casa moderna urbana perfecto para un barrio residencial de gran ciudad, como es Buenos Aires.

La Arquitectura Moderna se expresó en gran medida con diseños de casas de estilo Racionalista, también llamado Moderno o Internacional.

Se trata de lineas limpias, volúmenes geométricos, ausencia de simetría, ventanas apaisadas y techos de menor altura transitables usados como terrazas.

El estilo arquitectónico Moderno implica una revolución, a partir del mismo cambió por completo la forma de proyectar y construir viviendas, sobre todo urbanas. Actualmente predomina el estilo Contemporáneo, por diseño deriva directamente del estilo Moderno.

Casa moderna racionalista en Buenos Aires
Casa Racionalista moderna formando esquina

Esta es una casa ubicada en un barrio de clase media típico de la Ciudad de Buenos Aires, la Paternal, y conserva todas las características de su diseño original, es fácil advertirlo inmediatamente.

Casa moderna en esquina de la Ciudad de Buenos Aires
Casa moderna de dos plantas

Lineas rectas y una sola curva en la ochava, asimetría en el conjunto, sencillez, casa carente de ornamentaciones pero de diseño armónico.

Lateral de una casa racionalista en esquina en Buenos Aires
Fachada lateral de la casa con entrada para autos

Hay una modificación menor en el cerco de la esquina por el revestimiento símil piedra, propio de los años 60. A cada lado en las fachadas quedan los revestimientos originales, frisos inferiores tonalizados de color beige oscuro y aspecto jaspeado.

Entrada a casa moderna racionalista en Buenos Aires
Entrada principal de la casa residencial

Los materiales empleados son de gran calidad y han contribuido al actual estado de la construcción. La madera del cerco se encuentra íntegra y las carpinterías todas se ven en muy buen estado. En la vista por la ochava, la repetición de ventanas brindan a esta vivienda, no sólo abundante luz natural al interior, también la impresión de importancia propia de una residencia.

Casa residencial de dos plantas en esquina en la Ciudad de Buenos Aires
Una casa Moderna de 70 años

Tenga en cuenta un detalle que puede pasar inadvertido: no hay unidades a la vista de aire acondicionado, ni rejas en las aberturas. Tampoco hay grafiti alguno, ni carteles pegados en las fachadas.

La arquitectura de esta casa residencial de Buenos Aires luce nítida y se muestra sin duda como fue pensada, algo que se aprecia, incluso para su oferta en el mercado.

Buenos Aires una megalópolis que crece.

La Ciudad de Buenos Aires, capital de la Argentina, junto a área del Gran Buenos Aires (GABA), amplio espacio metropolitano que la circunda, se fusionarían al área del Gran La Plata hacia el sur y con Rosario al norte, para el año 2030, creando así una «ultra mega ciudad» en donde va a vivir el 50% de la población del país, posiblemente 24 millones de personas. Pero esto es asumido como una realidad inevitable y no resultará por la planificación urbanística sino por lo contrario. Tendrá un eje mayor de aproximadamente 400 km.

Proyecto mega torre sustentable en Buenos Aires

Los problemas generados por esta urbanización intensiva y extensiva sin planificación es lo que se está evaluando y los proyectos están orientados a corregir o solucionar los problemas derivados, pero no hay planificaciones futuras que sean ampliamente abarcativas y generen un nuevo modelo de ciudad.

No hay una visión urbanística de la Ciudad de Buenos Aires. Los problemas y colapsos se van encarando a medida que se producen y tornan insostenibles.

Imagen satelital nocturna del Gran Buenos Aires – NASA

Por caso, las “islas de calor” son entendidas como un problema de calentamiento que es necesario enfriar por compromisos contraídos o leyes promulgadas. La basura se considera como fenómeno por su acumulación y la dificultad por separarla a escala, evitando el depositarla en zonas de relleno a las afueras, los basureros, depósitos sanitarios o rellenos. La separación hogareña y el uso de contenedores para procesar luego los desechos en plantas dedicadas donde una parte va a reciclado, son algunas de las medidas.

La idea es resolver el problema a escala por cuestiones de contención y cumplir compromisos que tienen fuerza de ley.

El transporte público es el principal contaminante por la congestión vehicular, más en áreas céntricas, por ello se ve al ómnibus híbrido como una solución a corto y mediano plazo, junto a la reducción sugerida y obligada del desplazamiento en vehículos particulares que además en su inmensa mayoría circulan con un solo conductor.

Gran Buenos Aires y Gran La Plata año 2006

Buenos Aires es una ciudad con más de tres millones de habitantes y su población en número es estable, alrededor de esa cifra, hace ya muchos años pero el Gran Buenos Aires ha crecido mucho en densidad de población y en extensión territorial y lo seguirá haciendo según todo lo indica. Cada día ingresa un promedio de 3,1 millones de habitantes a la ciudad, la mayoría provenientes del Gran Bs. As. y se suman a los tres millones que viven en ella. Este es una caso aparentemente único entre las mega-ciudades del planeta.

Un fenómeno curioso que se ve aparentemente como algo que «sencillamente ocurre y seguirá ocurriendo» en el mismo sentido por los próximos años. Téngase en cuenta que la ciudad en sí lleva 60 años promediando los tres millones de habitantes. Resulta singular que esto ocurra mientras en la adyacencia la población crece y crece e ingresa y sigue ingresando a la Ciudad de Buenos Aires, casco del área metropolitana de Buenos Aires. Fenómeno urbano que ahora se expande buscando unirse al Gran La Plata y al Gran Rosario.

La basura, según la «Ley de Basura Cero», deberá quedar en la ciudad, no podrá salir de sus límites, no como ocurre ahora que es depositada en basurales del Gran Buenos Aires, más en el norte que al sur. La ciudad produce en promedio tres mil toneladas diarias de desechos, lo que también incluye a los escombros de la actividad de la construcción.

Lo aquí vertido es un resumen de las ideas de información expuesta por el Lic. Javier Corcuera (Agencia de Protección Ambiental) Director del ente de medio ambiente de la CABA en «Buenos Aires Ciudad Futura», evento de tres días el 24, 25 y 26 de Junio del 2011.

Vista de una urbe densamente poblada con polución

Ver el panorama urbano actual y su proyección futura no es alentador, en la medida que solamente se exponen diagnósticos y se explican soluciones focales para equilibrar, de modo que se pueda cumplir con metas medio ambientales.

No hay una visión nueva de la ciudad, un mega plan, no hay reformulación urbanística para el siglo XXI. Es más de lo mismo produciendo desequilibrios que se busca controlar por medio de la tecnología. Por ejemplo a las islas de calor se ofrecen azoteas verdes con plantas, al transporte público contaminante, ómnibus hbridos, eléctricos, bicicletas y limitaciones al desplazamiento en el vehículo individual (automóvil) con un ocupante, solamente el conductor.

Cabe preguntarse cómo es posible que una urbe tan grande, importante en el concierto mundial, desarrolladora de inteligencia, no vea nuevos escenarios para un ambiente urbano de mejor calidad.

Vista aérea nocturna del Gran Buenos Aires iluminado

La solución no está, y por supuesto no es fácil encontrarla, pero la capacidad de visión debería estar presente y evidenciarse, como ocurrió con el urbanismo moderno a comienzos del siglo XX. Hasta se puede decir que hay visiones del urbanismo de la primera mitad del siglo XX y de mediados del mismo que aun no se han aplicado en la forma de nuevos escenarios urbanos, a la medida del hombre para tener calidad de vida Es posible afirmar que esos principios urbanísticos siguen vigentes.