Casa de campo de dos pisos de madera tropical en Brasil.

Tamboré es un proyecto desarrollado para una pareja joven y su familia, en una región de condominios muy conocida en los alrededores de San Pablo.

Los arquitectos tuvieron que enfrentar algunos desafíos en la concepción. El terreno es pequeño, aproximadamente 420 m2 en declive acentuado.

Tanto el terreno como las condiciones obligatorias fueron los mayores problemas a resolver. El programa completo contempló cuatro suites (dormitorios con sus baños), por la ampliación de la familia, además un área para cocinar la carne al aire libre y la piscina.

Además estaba la voluntad de crear un jardín accesible, algo poco probable por el desnivel. Por esto los arquitectos decidieron nivelar y hacer que la relación entre interior y exterior fuera menos contemplativa y más participativa, por lo que se acabó privilegiando las vistas de los alrededores del condominio.

Fachada de un extremo

Siguiendo la superficie de la fachada se observa un gran panel de madera ocupando toda la pared de los fondos donde está la cochera. Hay tres accesos a la casa, el más importante está junto al panel de madera, y no es muy evidente.

La entrada está acentuada por una pérgola de madera, el mismo material que el resto de la estructura, cerrada con láminas de vidrio. Esta es una casa de condominio, por lo que la seguridad está enfocada en los límites del mismo, y el lote no tiene cerco.

Un jardín lineal próximo al límite izquierdo del terreno completa la recepción para los invitados.  Otra puerta está también integrada al panel vincula directamente entre la cochera y la sala de estar. La entrada de servicio está independiente y es discreta, por el lado derecho de la casa.

Sector del acceso principal

Al pasar por la puerta principal, se revela una profusión de espacios sociales y la veranda/terraza, se integra al living, comedor y la cocina. Al fondo está el acceso a la piscina hay una terraza con cocina exterior.

Mesa y sillas en la terraza

El exterior se funde con el interior a través de grandes aberturas de vidrio de piso a techo, que transforman el escenario en parte de la arquitectura. Sobre el terreno está el área de servicios, deposito, un fregadero y la parrilla, todo distribuido con los lugares cerrados suma 170 m2 cubiertos en la planta baja.

Acceso principal

La estructura de madera laminada da un tono cálido y acogedor a los ambientes, el material fue clave para una construcción rápida, fue montada en tres semanas. Se suman los grandes paños de vidrio y la divisiones internas de obra seca, así se logró agilidad en la obra.

Comedor y sala de estar en la planta baja

La escalera de madera da acceso a la planta alta, hay cuatro cuartos en suite en 125 m2, el piso de madera armoniza con la estructura de madera laminada. El mobiliario fue diseñado especialmente para la casa en lineas rectas, con diseño simple y elegante.

Las extensas aberturas cubiertas de vidrio en los cuartos enmarcan la naturaleza del entorno y
generosos aleros protegen a la casa del sol y le brindan elegancia a sus lineas.

Proyecto construcción 2013 – 2014 casa residencial particular. Tamboré es obra de André Luque Arquitetura de San Pablo, Brasil. Hay una página sobre esta casa de condominio construida en madera, siga el enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *