Ideas para mejorar la ciudad

Una ciudad resulta de la proyección mental de una o varias personas, por sus ideas se va haciendo.

Con el tiempo la ciudad se transforma en algo grande y complejo, según las ideas se sumen y traduzcan en obras concretas, casas, edificios y caminos. Si la suma de las ideas es articulada de forma inteligente, la ciudad logrará una armonía y sus habitantes y visitantes disfrutarán de estar en ella. También seguramente tendrá un límite de tamaño. En una ciudad así, los aspectos urbanos negativos pueden ser identificados con relativa facilidad y enfocados para la solución posible.

Perfil de la ciudad de Vancouver

De más está decir que en nuestros tiempos hay que emplear una visión sistémica, dado que la complejidad de cualquier ciudad moderna obliga a disponer de herramientos sofisticadas para tomar decisiones y las herramientas mentales son las primeras necesarias, las ideas, a partir de ellas se pueden elegir otras herramientas, las tangibles y así concretar obras.

Muchas veces al tratar sobre las ciudades se ponen en primer término los aspectos negativos. Sin duda es necesario identificarlos para mejorarlas. Aquí no los voy a tratar porque voy a poner la luz en los aspectos positivos. En otro artículo entonces me ocuparé de los negativos.

La ciudad hoy es un espacio ineludible para muchas personas, cada vez más, dado que las poblaciones urbanas crecen en detrimento de las rurales. La ciudad es una solución económica en el sentido amplio del concepto. En la ciudad hay recursos a la mano en cantidad. La abundancia de los mismos debe servir satisfactoriamente. El trabajo, la provisión de bienes y servicios, el entretenimiento y el espacio disponible público y privado, son recursos importantes que en la ciudad tienen que estar dados y garantizados. La circulación de los vehículos facilitada es un factor imprescindible para la articulación de la complejidad dada por la densidad y diversidad de la ciudad.

En una ciudad debe ser posible tener libre acceso a la vista del cielo, también estar en contacto con plantas y árboles en la proximidad. El crecimiento de una ciudad por extensión horizontal o expansión vertical es posible de lograr sin llegar al hacinamiento. Espacio privado, público y límites al tamaño del área urbana, cuando están bien definidos hacen de marco a una vida en la ciudad más satisfactoria.

Del conjunto de avenidas para la circulación de vehículos, algunas pensadas estratégicamente deben ser de doble ancho, extraordinariamente amplias. En todas las avenidas el frente edilicio debe estar retirado. La circulación del tránsito vehicular por las calles debe obedecer tanto a semáforos automáticos como a carteles que den prioridad de paso predefinida en los cruces, de tal modo que algunas calles tengan via libre contínua por varios bloques o cuadras par el paso de los automóviles.

Una ciudad debe contar con muchos espejos de agua de varios tamaños, en espacios públicos como fuentes y lagos, en espacios privados integrándose a urbanizaciones. Los excesos de agua de lluvia alimentarán esos reservorios que tanto pueden servir para paisajismo, como para entretenimiento, riego y regulación de la temperatura y humedad.