Casas prefabricadas americanas.

Estados Unidos es el país que más impulsó la producción masiva de casas a través de la industria privada para acortar tiempos y controlar los costos.

 Las ofertas de casas Sears dieron a los norteamericanos los estilos populares que buscaban, pero también diseños de plantas que no requerían de los servicios del arquitecto.

La opción incluso era fácil de construir, venía en un paquete de marcos y materiales cortados que se despachaba por tren. 

El estilo, la conveniencia y el ahorro como resultado de costos reducidos de diseño y un sistema de marcos eficiente en el sitio eran algo atractivo, lo suficiente para generar 70 mil clientes a la compañía entre los años 1908 y 1940.

Modelo de casa prefabricada Sears modelo Walton 1926
Más que crear un espacio (la casa) la estrategia de Sears fue venderle eventualmente al cliente todas las terminaciones, amoblamiento, plomería y equipo de calefacción, disponible en el catálogo principal de Sears. Viendo la efectividad de su plan, otros grandes comerciantes norteamericanos siguieron el ejemplo.

Hacia los años 20 las casas en kit fueron populares en Norteamérica, pero el movimiento perdió impulso cuando muchos propietarios consideraron que podían ahorrar más construyendo sus propias casas por su cuenta.

Esta concepción errónea de ser el constructor de la casa en kit llevó a serios riesgos y problemas. La lección aprendida es que si usted no tiene habilidades para la construcción, evite dolores de cabeza y ahorre dinero en el largo plazo encargando la construcción a un profesional.

Bungalow de kit Sears en Estados Unidos
Un bungalow construido con kit de Sears

La 2da. Guerra Mundial trajo considerables cambios a los ideales del Modernismo. El racionamiento de commodities como la gasolina y el reequipamiento industrial por fabricar refrigeradores, autos y armamentos, orientó a los Estados Unidos a un nuevo ideal, y el consumo personal ocupó un lugar secundario frente el esfuerzo para la guerra.

Como respuesta a este clima de retracción la revista de Arte y Arquitectura anunció un programa sobre la casa, como casos de estudio, en Enero de 1945. El programa desafiaba a los arquitectos y fabricantes a actuar responsablemente estableciendo que las casas debían ser concebidas para el espíritu del momento, usando técnicas y materiales apropiados, para vivir en el mundo moderno, evitando las tareas pesadas de la construcción de viviendas.

Las casas que surgieron de este desafío fueron diseñadas y construidas por arquitectos líderes del momento en el sur de california entre 1945 y 1962, definiendo el “Modernismo norteamericano” como una estrategia de diseño, independientemente de la forma. En estos términos el Modernismo responde al ambiente natural, social y económico. El control de los costos y la eficiencia debía hacerse accesible a las masas por la producción masiva.

En particular la casa del caso estudio #8 de Charles y Ray Eames, empleó los materiales de una versión previa, por encima de la platea del cimiento, re-ensamblándolos en un nuevo diseño. El volumen de celosía está situado en una colina, combinado con la topografía para preservar la pradera y ofrecer buenas vistas.

Este tipo de casas (Case Study Homes) inspiró una generación de modernas casas que fueron construidas a través de Norteamérica y que inspiraban optimismo, estaban organizadas eficientemente, con paso fluido al desplazamiento y sensitivas a la integración con el ambiente natural.

Casa prefabricada de Charles y Ray Eames

Lo Moderno entonces dejó de ser algo de techos planos e interiores fríos y espartanos. El Modernismo norteamericano pasó a ser una celebración de responsabilidad, orden y eficiencia. Las casas hechas con partes industrializadas redujeron costos y los adornos frívolos fueron reemplazados por la flexibilidad y la apertura en el diseño.

Desgraciadamente, mientras las casas de los casos de estudio mostraban ser eficientes, de costo controlado, y se podían construir con partes industrializadas ensambladas de producción masiva, nunca fueron sistematizadas y producidas en forma masiva.

La falla fue ampliamente atribuida a la falta de disciplina de los arquitectos para diseñar dentro de un sistema de partes prefabricadas y detalles predefinidos, y la falta de capacidad de los fabricantes para crear sistemas para ofrecer personalizaciones o dar la bienvenida a nuevos materiales y detalles en el sistema existente.

Pasado el tiempo se mantuvo el interés despertado por el diseño de esos modelos de casas (Case Study Homes) y una compañía en Estados Unidos lanzó una versión contemporánea de casa prefabricada Flatpak House inspirada en la Eames House, puede verla por este vínculo.

Limpieza del acero inoxidable en sencillos pasos.

El nivel de popularidad de los electrodomésticos de este metal ha sido enorme en los últimos tiempos.

La elegancia de los equipos domésticos en la cocina, hechos con acero inoxidable, no se puede negar, además su capacidad para detener la oxidación o corrosión proporciona una razón adicional para conseguir uno de ellos e incorporarlo al hogar.

Para asegurarse de poder preservar su condición, usted debe encontrar la manera de limpiar el acero inoxidable con eficacia.

Después de todo es un material resistente, lo cual es otra razón para comprar equipos domésticos hechos con este material.

Cocina equipada con muebles de acero inoxidable

En el caso de que los equipos experimenten arañazos, manchas u otros tipos de daños, es importante conocer la forma de limpiar el acero inoxidable.

Existen varios métodos económicos que se pueden utilizar para limpiar equipos domésticos de acero inoxidable, de esta forma no tiene que contratar a un profesional para hacer la limpieza. De hecho, este tipo de aparatos mejoran con la limpieza regular.

Mantenimiento del acero inoxidable en la casa.

Usted puede emplear alguna de las cinco sugerencias siguientes, son pasos básicos sobre cómo limpiar equipamiento de acero inoxidable en el hogar para que se vean hermosos y brillantes en todo momento.

1. Lave con agua tibia: Esto se sugiere a aquellas personas que no quieren gastar mucho dinero en productos costosos de limpieza de acero inoxidable. De hecho, no tiene que hacer uso de detergente en pequeñas o medianas manchas. 

Usted puede limpiar suavemente la superficie con un paño humedecido con agua tibia. A la hora de secar el acero inoxidable debe usar un paño limpio para evitar la formación de depósitos minerales en la superficie, que podrían desarrollarse a partir del agua utilizada para enjuagar. 

Limpiar los aparatos de acero inoxidable es una buena idea antes de avanzar hacia soluciones más eficaces.

2. Aplique vinagre para limpiar la superficie: Esta es otra alternativa económica para limpiar acero inoxidable. El vinagre blanco sin diluir es el más apropiado para hacer esto y se puede llenar en una botella de spray. Se debe aplicar el vinagre sobre la superficie de acero inoxidable y pasar una tela suave. 

El vinagre se compone de ácido acético y puede limpiar todos las manchas. Sirve para limpiar fregaderos de acero inoxidable o aparatos que están descoloridos por el calor o el calcio en el agua.

3. Use alcohol o disolventes químicos: El contacto con grasa, aceite u otros ingredientes de cocina similares puede causar la formación de una película pegajosa en el exterior del aparato de acero inoxidable. No solo es visible, también puede debilitar el material. 

Para evitar su deterioro es necesario aplicar alcohol para limpiar la grasitud del electrodoméstico de acero inoxidable. Una vez más, hay que aclarar que después de limpiar el aparato con agua tibia hay que secarlo con un paño.

4. Aplique un limpiador de vidrio: Si desea proteger el acabado suave y vibrante de su aparato de acero inoxidable, usted puede usar un limpiador de vidrios para recuperar su acabado. Hay un par de productos de buena calidad en el mercado. 

Todo lo que necesita es un trapo suave para aplicar lentamente la solución en el aparato. Asegúrese de enjuagarlo después de limpiar con agua tibia.

5. Invierta en el producto de limpieza adecuado: Si lo que necesita es lograr un excelente resultado al limpiar electrodomésticos de acero inoxidable, lo primero que debe hacer es aplicar el producto apropiado. 

Puede optar por productos disponibles en el mercado suaves y eficaces para diferentes superficies de acero inoxidable sin provocar daños.

Tenga en cuenta los cinco pasos básicos mencionados anteriormente para limpiar electrodomésticos de acero inoxidable y de esta forma conservarlos por mucho tiempo.

Encimeras y cocina de acero inoxidable