Pittamiglio un castillo en el Uruguay.

Se encuentra sobre la Rambla de Montevideo y es uno de los existentes en el pequeño país.

Uruguay, aunque joven y moderno, pasó por una época en donde los arquitectos diseñaban grandes residencias o mansiones como si fueran castillos.

A comienzos del siglo 20 el Art Nouveau dio marco para la inspiración en los castillos, pero en ese tiempo la arquitectura combinó materiales tradicionales.

Hay madera y piedra combinados con los nuevos materiales artificiales desarrollados por la 2da. Rev. Industrial, como el acero y el vidrio.

El nombre de este castillo montevideano restaurado, ahora con funciones de centro cultural por ello  parcialmente reformado, viene del apellido del diseñador y propietario, un arquitecto prestigioso uruguayo llamado Humberto Pittamiglio

Torres del castillo Pittramiglio

Está en la Rambla de Pocitos, en la zona de Punta de Trouville, y es una construcción con la forma de un castillo pequeño, rica en detalles arquitectónicos.

La arquitectura de esta construcción de comienzos del siglo es Ecléctica. Se comenzó a construir en el año 1910 y en un proceso lento continuó hasta el año 1966 cuando el propietario falleció. Tiene características medievales renacentistas, pero no es posible clasificar a este castillo en un estilo arquitectónico definido.

Fachada del castillo a la calle

Fue la residencia del arquitecto, que nunca llegó a completar la curiosa y compleja obra. En poco espacio, y ahora cercado por el desarrollo urbano moderno de la ciudad de Montevideo, se notan muchos sectores con características y ornamentaciones muy elaboradas, como puede apreciarse en la fachada de la entrada principal que da a la Rambla Ghandi y tiene el número de dirección 633.

Escultura ornamental en la entrada principal

Al frente sobre la entrada hay una Victoria Alada de Samotracia ornamento de la fachada principal,, ahora es donde está el acceso al centro cultural.

Patio del castillo con escalera exterior de mampostería y madera con sogas

Se combinan materiales y terminaciones rústicas con lo refinado, algo apreciable al comparar los interiores con aspectos exteriores.

Vista de aberturas y torres, desde un patio del castillo

Es muy rico en detalles arquitectónicos, sorprende con muchas vistas que parecen composiciones estudiadas con detenimiento.

Actividad cultural (Tango) en un patio del castillo de Montevideo

Así como en otros proyectos de este arquitecto uruguayo, la construcción y el diseño no definen un estilo preciso, más bien hay combinaciones de características de diseño y materiales de distintos estilos y épocas.

Un vitreaux de ventana con símbolos

En los vitrales de puertas y ventanas, también en algunas guardas se observa simbología mística, propia del Hermetismo que a principios del siglo 20 tenía mayor espacio en ambientes intelectuales y en las clases altas, un conjunto de creencias filosóficas y religiosas.

Vitrales decorativos con iniciales del nombre y apellido del propietario

Adentro este castillo es un laberinto, hay muchos salones y recovecos, incluso puertas que conducen a ningún lado, y escaleras truncas.

El diseño arquitectónico propio de los templos iniciáticos. En el interior del castillo hay habitaciones de distintas formas: circulares, octogonales, cuadradas, y es geometría usada en la Alquimia. Hay además simbología animal: leones, serpientes, dragones, y liebres.

Pasillo en el interior del castillo, visita guiada

Los símbolos están vinculados al camino que va de lo material en la vida terrenal a lo espiritual. También está relacionada con planos paralelos a la dimensión física humana.

Hay dos castillos Pittamiglio, en la foto que sigue puede apreciarse el segundo que se encuentra en el balneario Las Flores de Maldonado, servía de lugar de descanso para el arquitecto propietario.

Perfil del castillo evidencia formas modernas en las torres

Este otro castillo muestra en su diseño características propias del Art Decó pero no puede definirse como un exponente de ese estilo arquitectónico. Puede ver fotos del castillo Pittamiglio de Maldonado en este vínculo. Ambos están repletos de símbolos de alquimia.

Torres del castillo con diseños distintos

Algunos especialistas interpretan que el castillo representa un viaje. En la fachada, la escultura de la proa del barco parece señalar un viaje que bien puede ser hacia la dimensión espiritual.

Fuente castillopittamiglio.com

Pintura de techos blanca reduce calentamiento.

Reducción de temperatura en la mampostería de las casas con pintura blanca en los techos.

Un estudio conjunto de la NASA y la Univ. de Columbia, comprobó en Nueva York que la pintura de techos color blanco logró mantener 40 grados Farhenheit más abajo la temperatura de la superficie de los techos en los edificios.

Esto sugiere que usando pintura blanca se puede reducir el efecto llamado Isla de Calor, propio de los ámbitos urbanos y sobre todo en aquellos densos.

Los 40° F equivalen a 24° C calculados en los picos de calor. Hace mucho se sugiere utilizar el color blanco para pintar los techos, varios estudios se fueron realizando en el tiempo, uno en el año 2010 empleó modelos de computadora, ahora se ha evaluado con sensores.

Casas soleadas con muros y techos blancos
Muchos techos urbanos tienen acabado asfáltico negro y en la temporada cálida el negro acumula calor. Por ello, la agrupación de edificios con techos negros contribuye al calor que se suma en la ciudad, generando el fenómeno llamado Isla de Calor

La comprobación de este nuevo estudio científico realizado durante el 2011, ofrece una prueba científica que va más allá de lo supuesto o lo evaluado con modelos computacionales, y es desde varios puntos de vista un resultado muy optimista.

Proceso de pintado en blanco sobre un techo plano
Pintura blanca sobre un techo plano

En lugares donde predomina el frío, por el ejemplo al norte de Europa, se aprovecha (en invierno) el efecto inverso, por ello hay techos pintados de color oscuro o negros.

Ya hay tecnología desarrollada para producir tejas capaces de cambiar de color, que pasan del blanco al negro y viceversa de un modo inteligente.

Pintar los techos de blanco es ahora un movimiento de ecologistas. En Nueva York hay jóvenes voluntarios que ofrecen unas horas para cambiar el color de los techos en los edificios de la ciudad.

Casa residencial con techos pintados de blanco

Se estima que pintando los techos de blanco y haciendo los pavimentos blancos o muy claros, en áreas cálidas y templadas del planeta, se reduce el uso de energía y por ello también la producción de carbono que es eliminado a la atmósfera en 44 billones (44 mil millones) de toneladas de Dióxido de Carbono, lo que representa un cifra más que significativa.

El concreto acumulado en las ciudades lleva al fenómeno, ya citado, llamado Isla de Calor. Esta es justamente una solución para reducir ese problema propio de las ciudades.


El blanco refleja al espacio el exceso de radiación solar. Es una solución económica y fácil de implementar al compararla con otras, y sirve para complementar el conjunto de soluciones para enfrentar el Calentamiento Global.

Colocación de membrana color blanco sobre techo
Aplicación de membrana blanca sobre techo

Ahora bien, hay estudios científicos que también advierten sobre esta solución. El problema que encuentran es que el incremento del reflejo de la radiación solar hacia el espacio puede reducir la formación de nubes y por ello provocar un efecto contrario (en el vínculo hay un informe en inglés).

Se abre una discusión pero, de todos modos, una proporción de superficies de techos y pavimentos de color blanco o colores muy claros va a ayudar en la lucha por recobrar equilibrio natural para nuestra gran casa, que es la Tierra.

Casa de madera con techos pintados de blanco

Otras soluciones para implementar desde los techos son: techos verdes ecológicos (plantas en la superficie del techo), y el uso de paneles solares que transforman radiación solar en electricidad, o sirven para calentar agua, mientras evitan en parte el sobrecalentamiento de la mampostería de la casa o edificio, según una comprobación científica reciente.

Dado que el color de la pintura de los techos es fijo, esta solución es útil en climas donde el verano se caracteriza por picos de calor, y para estructuras como las de material de concreto que tienden a acumular calor. La iniciativa de aclarar el color de los techos también impulsa la idea de pintar todo de blanco.

Informe técnico en inglés sobre la comprobación de la efectividad del uso del color blanco en los techos.