Sobre la arquitectura moderna japonesa.

Relación entre la arquitectura y los elementos de la naturaleza

.

El célebre arquitecto Toyo Ito a menudo aclara que algunas de sus más grandes inspiraciones vienen de los elementos de la naturaleza, como el viento y el agua.

Él no habla explícitamente del Shinto, pero es posible pensar que hay una conexión.

Varios arquitectos han usado la naturaleza de forma mucho más explícita en su trabajo.

Otro ganador del Pritzker, Ryue Nishizawa, construyó una casa muy singular en Tokio conocida como Garden & House.

Aunque los elementos de la naturaleza no están involucrados directamente en la estructura de la Garden & House, hay flora que rodea la casa, y que está más en sintonía con la naturaleza que el hormigón y los ladrillos de la construcción.

Una vez más, no es que estos edificios sean santuarios explícitamente shintoístas, aunque varias estructuras como el Skytree Tokio son bendecidas por el clero shintoísta.

Tokio Skytree

Esta fusión con la arquitectura sirve para demostrar cuán profundamente arraigadas están las creencias shintoístas y la estética japonesa.

Elemento simbólico shintoista

Zen y el arte de la arquitectura japonesa.

El budismo también tiene un papel que desempeñar en la configuración de la estética japonesa. Mucho dogma budista japonés es lo que ha hecho del Zen una palabra familiar en todo el mundo, e influye en la arquitectura japonesa.

Jardín Zen de arena y piedras

Incluso si no es un erudito budista, todavía es probable que usted sea capaz de ver algo y decir que es Zen. Principalmente por el aspecto simple o vacío.

Los elementos que enfatizan y valoran de alguna forma el budismo japonés están escritos en toda la estética japonesa. Son fáciles de detectar en lugares como jardines de rocas y otras decoraciones tradicionales.

Jardín Zen exterior

La mayoría de los jardines de rocas japoneses se rastrillan para que imiten el agua, las olas, o algún tipo de movimiento.

Varios jardines suelen tener espacios vacíos, sin decorar y planos. A pesar de que los árboles y patrones de diseño se destacan mucho más, esa quietud es crucial.

Muchos arquitectos japoneses incorporan estos elementos en su propio trabajo. Es posible encontrar lugares con grandes áreas vacías que están allí intencionalmente.

La gente que no entiende puede creer que el arquitecto se olvidó de algo, pero en muchas ocasiones es una acción deliberada.

Me he dado cuenta que el ganador del Pritzker Tadao Ando es un fanático de los espacios en blanco. En la obra de Ando, usted puede ver muros de hormigón que se extienden mucho tanto de ancho como alto.

Langen Foundation obra de Tadao Ando

He escuchado que mucha gente se queja de la gran cantidad de concreto utilizado en obras como esta.

Yo se lo que esas personas están pensando, el concreto es un material industrial aburrido que resulta más útil en las aceras que en un jardín de rocas, pero también entiendo la intención de Ando.

Las superficies aburridas logran que las características interesantes se destaquen y brillen. La monotonía en realidad puede servir como una característica, y no ser una molestia.

Rechazando la estética japonesa.

Simplicidad, belleza, naturalismo, estos son los elementos de la estética japonesa que definen su tipo de arquitectura.

Pero también hay personas que tiran todos esos conceptos por la ventana, la gente que entiende la estética japonesa, que deliberadamente opta por trabajar en torno a los principios fundamentales que otros arquitectos siguen de cerca.

Alguien que sin duda nunca ganó el Pritzker fue un arquitecto llamado Arakawa. Él y su socia, Madeline Gins trabajaron como artistas y arquitectos por más de 40 años creando estructuras y lugares que nunca fueron honorados por las organizaciones de la arquitectura tradicional.

Elliptical Field, Site of Reversible Destiny

Puede que usted haya visto alguno de sus proyectos como el Yoro Park. Cuando los arquitectos tradicionales crean un parque público, consideran cosas como la comodidad, seguridad, y la belleza. Pero este no es el caso del Yoro Park.

El Yoro Park no era un parque público, más bien un ejercicio para crear el espacio más escandaloso e impráctico imaginable.

Yoro Park

Para Arakawa y Gins, el Yoro Park era sólo una pieza de su trabajo de toda la vida. Recientemente, el dúo aplicó todas las características de Yoro Park en una casa.

Llamada la Bioscleave House, costó millones para construir, y como el Yoro Park es un peligro. Los niños tienen prohibida la entrada y los adultos deben firmar una póliza de seguro.

Bioscleave House

Todo en la casa es algo peligroso. Los pisos son desiguales e irregulares, hay postes colocados al azar, y toda la estructura está pintada en una variedad de colores brillantes y desorientadores.

¿Por qué todo el peligro?

Todo lo que está dentro de la casa tiene como propósito mantener a sus ocupantes en estado de alerta. El pensamiento de confort no hace lugar, porque la Bioscleave House tiene como propósito llevar a sus usuarios a una relación perpetuamente provisional con su entorno, y por ello mantenerlos jóvenes.

Bioscleave House interior

La ampliación de su vida con la arquitectura peligrosa no acaba de encajar con la estética japonesa; No hay ningún shintoísta o enseñanzas budistas que abogan por una relación conflictiva con su entorno.

Pero ¿hay espacio en la arquitectura japonesa para ambos enfoques?. Los estilos unortodoxos empujan el medio hacia adelante, mientras que las prácticas japonesas se apegan a la tradición.

Por favor, deje su opinión por escrito al pie. Agregue este sitio web de arquitectura de casas a su lista de Favoritos.

Este sitio se complementa con el blog, que usted puede consultar desde la imagen vinculada a la derecha abajo. Lo publicado es para divulgar e inspirar, no se brindan servicios de arquitectura.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *