¿Qué es una casa pasiva?

Es un estándar de la construcción de viviendas y se refiere a la eficiencia en el uso de energía, también señala que la casa debe ser confortable, accesible, y ecológica a la vez.

Casa pasiva no es una marca, se trata de un concepto de construcción que puede ser aplicado por cualquiera y que ha superado pruebas prácticas.  

Entonces, una casa pasiva es más que una edificación que consume poca energía.

Tenga en cuenta que una casa pasiva puede ahorrar hasta un 90% de energía en calefacción, agua caliente, y refrigeración. al compararla con una casa de diseño y construcción convencional, y un 75% de ahorro al comparar con las nuevas edificaciones.

Modelo de casa pasiva
Modelo de casa pasiva

En términos de petróleo para calefacción, las casas pasivas usan menos de 1,5 litros por metro cuadrado de espacio cubierto habitable por año, mucho menos que los típicos edificios de
bajo consumo de energía.

Ahorros similares de energía fueron demostrados en climas cálidos donde se requiere de energía para refrigerar los ambientes y no para calefacción. Las casas reconocidas son elogiadas por su elevado nivel de confort.

Perfil de una casa pasiva en Estados Unidos
Perfil de una casa pasiva en Estados Unidos

Usan recursos de energía dentro de la edificación, por ejemplo el calor de los cuerpos de los residentes, o el calor de los rayos del sol que ingresa por las ventanas y que calienta la estructura. Así se facilita la calefacción.

Ventanas bien aisladas, una cubierta de paredes exteriores con aislamiento térmico, techo y pisos que eviten perder calor en invierno y lo mantengan fuera durante el verano, son condiciones indispensables de diseño para un proyecto de casa pasiva.

También es importante un adecuado sistema de ventilación, de forma que el aire se renueve con aire de calidad, y sin causar corrientes desagradables. La renovación del aires es una garantía para lograr bajos niveles de Radón y mejorar las condiciones de salud en la casa.

Una unidad especial altamente eficiente para recuperar calor permite que el calor eliminado con el aire se pueda recuperar y reusar.

Los altos niveles de ahorro de energía en las casas pasivas se alcanzan usando componentes muy eficientes en cuanto al uso de energía, y un sistema de ventilación de calidad.

De ninguna forma puede haber un sacrificio en el confort de la vivienda, por lo contrario el nivel de confort debe incrementarse en una casa pasiva.

Las casas pasivas ahorran energía y reducen la eliminación al ambiente de gases con efecto invernadero, y no un poco, lo hacen de forma significativa. No se trata de ahorros que figuran en un proyecto escrito, son los ahorros posibles de lograr en la realidad, aquellos que definen una casa como pasiva.

El estándar de la casa pasiva es un estándar de sustentabilidad, el Parlamento Europeo resolvió el 31 de enero del 2008 su implementación por todos los miembros para el año 2021.

En noviembre del 2009, el mismo parlamento fijó el año 2020 para su aplicación en todos los edificios nuevos, deben ser edificios de energía cero (zero energy buildings) esto significa altamente sustentables.

El estándar de la casa pasiva ofrece un nuevo nivel de calidad apareado a un máximo nivel de confort, y ambos deben ser efectivos para los meses tanto más fríos como los más cálidos del año, y a unos costos razonables de construcción. Es algo que confirman los residentes de las casas pasivas.

Vea un ejemplo de casa pasiva contemporánea en Seattle, publicada en el blog.

La calidad de la construcción es muy importante para establecer este estándar, cuando se busca lograr la mayor eficiencia es necesario usar aislamiento de gran calidad, y además tensar el aire en el interior, y evitar las fugas a través de puertas y ventanas o fallas en la cubierta de la casa.

Interior de una moderna casa pasiva americana
Interior de una moderna casa pasiva americana

El aire tenso en el interior se consigue por medio del diseño y requiere de un sistema eficiente de renovación.

 

Hay un concepto importante relacionado, es el del diseño libre de puentes térmicos, que son fugas de calor en invierno o fugas de aire fresco en verano, el aislamiento no debe tener puntos débiles en ningún lugar del edificio.

Es necesario eliminar rincones fríos y pérdidas de calor excesivas, este es un principio muy importante en el concepto de la casa pasiva para lograr niveles altos de calidad y confort, también se previenen daños producidos por mohos y hongos con las humedades.

Las casas pasivas son amigables con el medioambiente por definición, es por ello que no se hace hincapié en la ecología. Consumen poca energía, dejando energía disponible para futuras generaciones, y reducen al mínimo el daño al ambiente.

Las casas pasivas se están haciendo populares en Estados Unidos, ya en 2012 el Instituto de la Casa Pasiva en una conferencia en Denver expuso tecnología excelente para la construcción que puede ser usada para que los edificios funcionen de forma muy eficiente.

Usar cinta para sellar las fugas de aire y el aislamiento pueden parecer medidas monótonas, pero este material está en una liga diferente ahora comparado con lo que usted puede encontrar
hoy en una ferretería, y se hace con materiales naturales como el corcho.

Las ventanas son de tres a cuatro veces más eficientes que las normales, y el dispositivo mecánico más importante en una casa pasiva es el que conserva el aire fresco.

Ahora podemos afirmar que se dispone de algunos de los materiales de construcción del futuro, incluso paredes que pueden cambiar de fase, toman calor durante el día y lo liberan en la noche.

La energía adicional necesaria para el funcionamiento de una casa pasiva es casi insignificante si se la compara con la que ahorra a través del tiempo.

El estándar de la casa pasiva sirve tanto para quien construye una casa nueva como para el que reforma una ya construida, y a un costo razonable. Se trata de una real contribución al medioambiente. Los principios y las herramientas de diseño están disponibles ahora para todos los arquitectos.

Cabe preguntar si las casas pasivas son una buena inversión.

La respuesta es que ahorran dinero a lo largo del tiempo, y ahora son más accesibles de construir. Invertir en componentes de construcción de alta calidad, de los requeridos para lograr el estándar de la casa pasiva, se compensa con la reducción de costos al no tener que instalar costosos equipos de calefacción y refrigeración. En muchos países hay incentivos financieros para construir casas pasivas.

Fuente passipedia.passiv.de

Editado por Héctor H. Zorrilla.

Vea también la entrada del blog A qué llamamos casa pasiva, siga este otro enlace.

Este sitio se complementa con el blog, que usted puede consultar desde la imagen vinculada a la derecha abajo. Lo publicado es para divulgar e inspirar, no se brindan servicios de arquitectura.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *