Prefabricadas producidas en distintos países.

El fenómeno de las viviendas hechas por partes en una fábrica tiene ya varios años y se expande.

Surgió en Occidente y se desarrolló en el siglo pasado, algunos países han sido de influencia importante en esta industria, y por supuesto la Revolución Industrial ha sido clave para la producción a gran escala.

Ahora la casa prefabricada es un tipo de producto que se exporta, claro está que también importa, compite con la industria local, y se produce en cada vez más lugares del mundo, tanto occidental como oriental.

La nueva concepción de los módulos contribuye a este tipo de construcción alternativa. Estados Unidos aprovechó la industria del automóvil y la linea de producción, así logró hacer accesible casas de madera al principio para las familias y luego de otros materiales.

Europa se sumó después, actualmente China produce casas de bajo costo en paneles y módulos que se exportan a todo el mundo.

Las prefabricadas en el mundo.

La región noreste de los Estados Unidos por sus temporadas cortas para construir y el costo elevado de mano de obra, impulsó la demanda de las viviendas de este tipo. En California el alto costo de la construcción tradicional llevó a muchas personas a interesarse en las prefabricadas.

Desde Katrina el sur del país se sumó al mercado de las casas prefabricadas americanas.

Modelo de casa ofrecida al mercado por Toyota

Mejoras en la eficiencia energética y la estética de las construcciones han elevado los costos en los últimos años. La industria también apunta a un mercado de mayor poder adquisitivo. En Europa se adoptan las prefabricadas por el costo de la tierra, especialmente en Reino Unido y Alemania.

Casa de aspecto tradicional producida para Europa

Es frecuente ver ambientes añadidos al tope de construcciones tradicionales pre-existentes. En Suecia hay viviendas equipadas enteramente por IKEA (BoKlok).

Japón adopta las prefabricadas por la falta de espacio. Toyota se ha incorporado a la industria con casas de diseño contemporáneo, inteligentes, y apuntando a la expansión de la demanda en los próximos años, están diseñadas para soportar movimientos sísmicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *