Las casas contenedores.

El tiempo de pensar en reciclar es propio de esta era, y un recurso de reuso con implicaciones significativas es el envase de gran tamaño estandarizado afectado al transporte de mercaderías en el mercado global.

Se trata de un estructura de acero que es posible conseguir en medidas normatizadas, usualmente 6,06 m y 12,2 m de largo, esto es 20 y 40 pies, el ancho es de 2,44 m y el alto .2,59 m, ó 2,90 m.

De 20 y 40 pies son los contenedores más usados, y por ello más fácil es conseguir aquellos que se descartan de su función original para la que fueron creados, que es, el transporte de mercaderías entre países.

Los estados en los que se pueden encontrar estas estructuras son muy variables, pero en general debido a su construcción y material, mantienen mayormente la forma porque los bordes forman una jaula rígida reforzada.

Contenedores forman una casa para fines de semana

La mejor forma de usar estos contenedores es como estructuras para construir, permiten sumarse en el plano horizontal y tienen gran tolerancia para apilarse en sentido vertical. Además por sus formas y medidas es posible combinar varios y desarrollar la estructura para cubrir una superficie considerable.

Los costos de los contenedores es variable según los distintos mercados en el mundo y a ello hay que sumar la grúa que los mueva y el transporte al lugar donde se los va a usar, estos factores tienen un peso importante en la composición de costos, pero en términos generales es una solución que se puede clasificar entre las económicas.

Un contenedor es una estructura y a la vez es un módulo con capacidad habitable, ya está fabricado, y se lo puede fijar al suelo con fundaciones simples y puntuales. Muchos contenedores pueden usarse externamente sin mayores modificaciones, simplemente pintados, pero como estructuras son ideales para cubrir con madera o usar el sistema de construcción seco con metal ligero, tipo Steel Framing.

Una casa contenedor por 40.000 dólares en Costa Rica

La idea de modularidad permite pensar en configuraciones a necesidad, así una casa puede partir de una superficie mínima y ampliarse agregando módulos. Los módulos pueden ubicarse próximos y los espacios vacíos entre ellos crean la posibilidad de agregar más espacio habitable instalando un piso, un techo, y cerrando extremos, por ejemplo.

Cuando los contenedores se apilan surgen alternativas muy ventajosas, por ejemplo terrazas, y abajo crearse espacios que suman fácilmente a la superficie cubierta, si usted los apoya arriba transversalmente.

Los arquitectos están poniendo atención a los contenedores, al fin y al cabo se trata de estructuras prefabricadas de metal estandarizadas que se usan como elementos para formar una estructura, ya vienen cerrados, y abrir puertas o ventanas no implica dificultad para los constructores, ya que las herramientas actuales pueden cortarlos fácilmente en minutos.

Gracias a los contenedores se hacen casas de material reciclado en tiempo breve y económicamente, a la vez implica un compromiso con la sustentabilidad, ya que es material ya construido y además formado.

Casa de playa hecha de contenedores cubiertos de madera en the Hamptons

En cuanto a las medidas de los contenedores, usted va a encontrar algunas diferencias a pesar de haber estándares, y es debido a que existen distintos. En el mercado de los que se ofrecen para reciclar predominan los contenedores comunes de 20 y 40 pies.

Tenga en cuenta que al construir casas no se depende de la medida exacta para cumplir un estándar para transporte de carga, lo importante es, si va a adquirir un contenedor de gran tamaño o de la mitad de esa medida, esos serán los espacios básicos y entendiendo a las unidades como si fueran módulos.

Casa pequeña de un contenedor en un jardín

Estos elementos pueden unirse para formar espacios dobles, triples y más, además pueden montarse y crear plantas, en los niveles es posible diseñar terrazas transitables, incluso en los techos al tope. Montando contenedores es fácil crear espacios adicionales entre las unidades. También resulta conveniente combinar medidas y configurar una estructura mayor y más compleja.

El contenedor reciclado es un recurso ecológico y de sustentabilidad. Es ecológico porque se recicla, no va a parar a los desperdicios abandonados en terrenos, se trata de una estructura de metal que no hay que volver a fabricar, el acero ya fue extraído una vez del suelo y procesado en altos hornos.

Casa residencial en China de contenedores reciclados envuelta en bambú

También es un recurso para la sustentabilidad, dado que la industria de la construcción es muy contaminante en todo el mundo, y un contenedor es una estructura ya construida por lo que no hace falta pasar por procesos que vuelvan a contaminar el medio ambiente.

Cada unidad es un espacio habitable, con pocas modificaciones se puede vivir dentro de uno y más contenedores, hay piso, techo, paredes, y puerta de gran tamaño.

Entre los varios ejemplos de construcciones con contenedores usted incluso va a encontrar aquellos que muestran las unidades rústicas, hasta oxidadas por fuera, y es debido a una tendencia por expresar la adherencia a principios ecológicos y por la sustentabilidad.

Los contenedores reciclados se pueden usar prácticamente como vienen, pero además es posible terminarlos desnudos por fuera solo con pintura, sin ocultar su identidad de contenedor, o cubrirlos con madera, planchas de yeso piedra, y hasta se puede envolver toda una configuración formada de varios contenedores, de tal forma que por fuera no es posible decir que la construcción esta hecha de contenedores.

El aislamiento de estas estructuras de metal es una preocupación para quienes se hacen preguntas sobre esta alternativa de construcción. Hay muchas soluciones disponibles para lograr un buen nivel de aislamiento térmico y de ruidos. Por fuera se aplican capas de tergopol o lana de fibra de vidrio, y los nuevos productos aislantes ofrecidos como más ecológicos. El cubrir y envolver contenedores se crea el espacio suficiente para aplicar un recurso aislante.

Con contenedores es posible encarar un proyecto de autoconstrucción de cabaña o vivienda permanente, partiendo de la ventaja de contar con la estructura. Además, la ampliación, incluso de una casa convencional, se puede encarar económica y rápidamente usando contenedores reciclados.

Hay infinidad de modelos de casas construidas con contenedores, la mayoría son inspiradores. Usted se sorprenderá al buscar y encontrar variantes de uso y diseño impensadas.

También puede encontrar en el mercado compañías que se dedican a la construcción en base a estructuras de contenedores reciclados, además ofrecen las casas como móviles y a precios muy bajos para mercados como España por ejemplo.

Por favor, deje su opinión por escrito al pie. Agregue este sitio web de arquitectura de casas a su lista de Favoritos.

Este sitio se complementa con el blog, que usted puede consultar desde la imagen vinculada a la derecha abajo. Lo publicado es para divulgar e inspirar, no se brindan servicios de arquitectura.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *