Colores primavera 2015 de Pantone

Clasificación de los colores para pintar casas

Los colores se clasifican en dos grupos, cálidos como los amarillos y rojos, y los tonos fríos como verdes y azules.

El fundamento de dividirlos así está en la sensación y experiencia humana, más que en una razón científica.

La distinción entre colores cálidos y fríos es bastante corriente.

Los términos cálidos y fríos apenas se refieren a los tintes puros, parece que el rojo es un color cálido y el azul uno frío.

Los dos términos adquieren mejor su significado cuando se refieren a la desviación de un color dado en la dirección de otro. Un amarillo o rojo azulado tienden a ser colores fríos, también un rojo o un azul amarillento.

Un disco con la carta de colores
Un disco con la carta de colores

Por el contrario un amarillo o azul rojizo parecen cálidos. El que determina el efecto no es el color principal sino el color que se desvía ligeramente de el.

Un color azul rojizo parece cálido, mientras que otro rojo azulado parece frío. La mezcla de dos colores equilibrados no manifiestan claramente el efecto.

El verde, mezcla de amarillo y azul, se aproximaría al frío, mientras que las combinaciones del rojo con el azul para dar el púrpura y con el amarillo para dar el anaranjado, tenderían a la neutralidad o ambigüedad.

El color produce una reacción que también provoca la estimulación del color.

Se utilizan las palabras cálido y frío para caracterizar los colores, porque es la cualidad expresiva más intensa y biológicamente más importante en la sensación de la temperatura.

Parece que el equilibrio entre dos colores que integran una mezcla es inestable. Puede hacerse fácilmente que uno de ellos predomine sobre el otro.

El observador puede ver en un color naranja, rojo modificado por un amarillo o un amarillo modificado por rojo. En la primera versión el color resultará frío, en la segunda cálido.

El fenómeno de la asimilación y contraste hará que uno de los colores adquiera relieve a expensas del otro.

De tal modo la inestabilidad de la mezcla se reduce y por ello su temperatura puede definirse con mayor seguridad. No es tanto el tinte dominante el que produce la cualidad expresiva, como sus aflicciones.

Tal vez los tintes básicos constituyen valores neutros que se distinguen más bien por su carácter de singularidad y de reciprocidad que por su expresión.

Sólo cuando el color produce una atención dinámica al inclinarse hacia otro color, revela sus características expresivas, como cálido o frío.

Marsala es el color de la tendencia 2015
Marsala es el color de la tendencia 2015

La expresión del color y su temperatura en particular, son influidos no sólo por el tinte, también por el valor de la claridad y la saturación.

La saturación o croma se refiere a la pureza de un color. Un color puro sería producido sólo por una longitud de onda lumínica. Esta condición se advierte más en los tintes saturados del espectro.

Cuando los colores de diferentes longitudes de onda se combinan, la vibración resultante se hace compleja y el color es de un aspecto desvalido.

Cuanto más semejantes son las longitudes de onda que se mezclan, tanto más saturada será la combinación.

El mínimo de saturación se obtiene con colores que dan como resultado un gris acromático. Los colores que producen este efecto se conocen con el nombre de complementarios.

El grado de saturación obtenible varía con el valor de claridad del color. La impureza acentúa la cualidad de temperatura que establece el tinte modificante, haciendo que un color cálido sea aún más cálido y uno frío, más frío.

Los valores de expresividad de los tintes pueden compararse sólo cuando los otros dos factores se mantienen constantes. Por ejemplo, en el espectro solar todos los tintes están intensamente saturados, aunque no en el mismo grado.

El color del espectro alcanza su máximo valor de claridad en el amarillo y disminuye hacía ambos extremos, el rojo y el violeta. Un alto valor de claridad tiende a hacer que un color resulte frío y un grado bajo de claridad, cálido.

El clima influye mucho en el gusto por los colores. Las personas que viven en países cálidos y de mucho sol prefieren los colores cálidos, mientras que aquellas otras viviendo en latitudes frías y de poco sol, muestran su gusto por colores fríos.

Los colores cálidos parecen atraernos y los fríos nos mantienen a distancia. Pero las propiedades de calidez y frialdad no se refieren solamente a las reacciones del observador, caracterizan también al objeto.

Colores primavera 2015 de Pantone
Colores tendencia 2015 de Pantone

Una persona fría se comporta como si ella misma sintiera el frío, parece envolverse en si misma a la defensiva, mal dispuesta a la entrega, limitada, cerrada, apartada. La persona cálida parece irradiar energía vital, se aproxima francamente.

Colores cálidos.

Los colores cálidos en matices claros como cremas y rosas, sugieren delicadeza, feminidad, amabilidad, hospitalidad y regocijo y en los matices oscuros con predominio del rojo, vitalidad, poder, riqueza y estabilidad. Por asociación la luz solar y el fuego al rojo-anaranjado, al amarillo, etc.

Colores fríos.

Se los considera por asociación con el agua al azul, violeta y verdoso. Los colores fríos en matices claros expresan delicadeza, frescura, expansión, descanso, soledad, esperanza y paz, y en los matices oscuros con predominio de azul, melancolía, reserva, misterio, depresión y pesadez.

Editado por Héctor H. Zorrilla.

Este sitio se complementa con el blog, que usted puede consultar desde la imagen vinculada a la derecha abajo. Lo publicado es para divulgar e inspirar, no se brindan servicios de arquitectura.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *