Casas prefabricadas económicas de bajo costo.

Viviendas accesibles para personas o familias de bajos ingresos como soluciones para habitar temporaria o permanentemente.

Entre las opciones más accesibles para adquirir una casa están las ofertas de casas hechas en fábricas con paneles que se montan en el lugar de la construcción.

Comúnmente se las conoce como casas prefabricadas y su imagen es la de una edificación de baja calidad en general y con frecuencia de tamaño pequeño.

La prefabricación de partes y la calidad inferior de los materiales permite poner estas estructuras en el mercado a un precio bastante reducido comparado con el de las construcciones típicas o convencionales. Una familia de bajos ingresos que logre hacerse de un lote de terreno, de un espacio en un jardín o sobre una terraza transitable, puede comprar una casa prefabricada y desarrollar allí su hogar.

Pequeña casa prefabricada de madera económica de Chile

Pero cuando se trata de un bien como la vivienda personal o familiar, la baja calidad de la edificación tiene un precio que luego, y más temprano que tarde, se paga dolorosamente. La casa prefabricada de bajo costo tiene una estructura de vida útil más corta explicada por la calidad de los materiales y de la construcción.

Menos calidad de estos dos factores es menor duración de lo edificado. Este es un factor que preocupa a muchas personas, pero nunca debe olvidarse el principio que dice: “Usted obtiene aquello por lo que paga”. Si el precio es bajo, consigue poco de una real casa, y eso podría llegar a ser insuficiente para habitar con dignidad.

Revise lo aquí publicado sobre las casas baratas y económicas, en otra de las entradas, siga este enlace para ampliar la óptica en un tema que suele quedar reducido o a un lado, y en ciertos casos se lo deja en manos del Estado para que lo resuelva con los planes de vivienda social.

Lo poco, en el caso de las casas prefabricadas de bajo costo, suele darse en la duración o vida útil de la edificación, son poco durables, y también en el grado de satisfacción con el producto. Las casas más baratas son pequeñas y elementales, puede que no estén terminadas por completo, y su grado de protección frente a las inclemencias del clima es frecuentemente bajo.

Estas casas casi no expresan arquitectura. De todo, hay poco en ellas o apenas lo mínimo indispensable, pero a pesar de ello estos productos tienen un mercado y las posibilidades de mejorar son muchas.

La presión de la competencia obliga a ofrecer un mejor producto en el mercado, además las bonanzas económicas pueden fortalecer la moneda de un país y permitir financiación a plazos más largos en cuotas chicas.

Poco a poco la industria va por el camino de producir casas prefabricadas de mayor calidad, ya logró definir un producto mejor, la casa modular, pero su costo es alto, puede llegar incluso a ser igual o superior al de la casa de construcción usual, con la única ventaja de ser un proceso rápido de montaje de módulos en el terreno.

Modelo de casa prefabricada económica de España

Las autoridades pueden reglamentar para contribuir a la definición de lo que es un verdadero producto diferenciándolo del que no lo es y que por ello no recibirá aprobación.

Que una casa tenga ciertos niveles de seguridad es asunto vital para la salvaguarda de los residentes, quienes cierran la puerta y confían en su refugio al entregarse al descanso nocturno, o cuando el clima es afuera intolerable, también si hay peligro en las calles.

Las casas prefabricadas de bajo costo pueden ser usadas temporariamente hasta conseguir una casa construida de forma más sólida, esto bien se equilibra con la baja inversión y un ciclo de vida corto.

Normalmente la vida útil de una casa debería ser de unos 50 años, período que abarca dos generaciones, pero las casas mejor construidas duran mucho más.

Hay problemas funcionales que están pobremente resueltos en estas casas, por ejemplo el aislamiento térmico y el sonoro.

Menos materiales y menor calidad afectan directamente el clima interior que es posible crear y para los ocupantes experimentar. Lea la entrada aquí publicada que habla sobre las prefabricadas como un asunto de precio y producto.

Las lluvias sobre techos de metal sin cubiertas de aislamiento son ruidosas en el interior, a una grado molesto. La privacidad queda reducida cuando las paredes de la casa son delgadas.

Cuando la calidad de los materiales y construcción es menor, se hace obligatorio realizar tareas de mantenimiento frecuente, particularmente es importante inspeccionar la integridad de la estructura. Encontrar humedades a tiempo y controlarlas puede contribuir en gran medida a prolongar la vida útil.

Casa prefabricada invertida para revestir

Aunque el valor del capital sea bajo, usted debería cuidar más una casa prefabricada de bajo costo, como si fuera una casa de mayor calidad y costo, incluso es conveniente agendar tareas de mantenimiento para llevarlas a cabo con más frecuencia para reducir de tal modo costos y tiempos dedicados. Pequeñas reparaciones frecuentes son de menor costo y se hacen en lapsos breves.

Deberá buscar recursos para mejorar la seguridad, como rejas, incluso cubrir los muros del perímetro con pared adicional de ladrillos. Es posible transformar una casa prefabricada de bajo costo usando sus paredes como un soporte para agregar otras paredes exteriores de materiales más nobles, entre los cuales cuenta la madera.

Casa de bajo costo con muros exteriores de ladrillos

Las estructuras más económicas en oferta en el mercado, las casas más baratas, están terminadas sólo por fuera para ahorrar costos, por lo que en algunos casos se construyen en forma invertida levantando pared de ladrillo en el perímetro, y de tal forma se obtienen tres beneficios: una casa más sólida, cámara de aislamiento en los muros exteriores, más un acabado funcional y prolijo por dentro.

La construcción rápida es indiscutiblemente la gran ventaja de las casas prefabricadas, en muchos casos este factor hace de estas estructuras soluciones ideales, pero claro está esto depende mucho de las necesidades específicas.

Quienes producen casas prefabricadas de bajo costo suelen ofrecerlas con planes propios de financiación en cuotas accesibles para personas o familias de bajos ingresos. Estas estructuras no se aceptan como bienes inmuebles para hipoteca, más bien se financian como bienes muebles, por ejemplo como automóviles, por sus precios.

Las casas prefabricadas pueden ser ampliadas, casi siempre en sentido horizontal ya que las de bajo costo posteriormente no admiten construcción por encima, por lo que, si hay suelo suficiente, estas estructuras pueden duplicar la superficie cubierta a continuación.

Siempre debe tenerse presente que los riesgos ante siniestros de todo tipo son mayores, eventos como las lluvias intensas y persistentes, inundaciones, huracanes, sismos, incendios, y ataques a la propiedad, pueden llegar a ser muy graves y ocurrir rápidamente con pocas posibilidades de reacción.

De todas formas, siguen siendo una opción para una franja del mercado que no puede optar por otra solución, y están mejorando como productos, pueden mejorarse en buen grado además.

Los materiales usados son económicos y variados, como madera, placa cementicia, paneles premoldeados de concreto, pero en todos los casos tenga muy en cuenta que es asunto clave la buena técnica de construcción además de una calidad básica aceptable o reglamentaria del material.

Por favor, deje su opinión por escrito al pie. Agregue este sitio web de arquitectura de casas a su lista de Favoritos.

Este sitio se complementa con el blog, que usted puede consultar desde la imagen vinculada a la derecha abajo. Lo publicado es para divulgar e inspirar, no se brindan servicios de arquitectura.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *