Casa moderna de tierra cruda en Nueva Zelanda

Una vivienda ecológica hecha con material del suelo, diseño contemporáneo, de uso familiar, y repartida en tres cuerpos, uno de ellos de dos plantas.

Si usted busca una casa en donde sentirse profundamente conectado con el lugar, difícilmente podrá superar esta, que es una vivienda hecha de tierra cruda, no precisamente del sitio pero si de unos pocos kilómetros en Cardrona Valley de Wanaka.

Casa unifamiliar contemporánea de tres cuerpos hecha de tierra cruda
Casa unifamiliar contemporánea de tres cuerpos hecha de tierra cruda

Esta moderna casa unifamiliar en Nueva Zelanda es obra de Assembly Architects, el estudio de una pareja de arquitectos, Justin y Louise Wright, ellos se encargaron de este proyecto.

Vista exterior desde el jardín
Vista exterior desde el jardín

La idea de hacerla con tierra cruda surgió de los propietarios, Stuart y Melanie Pinfold, habían estado viviendo en una casa construida con bloques de adobe, no muy lejos de la casa actual, y les había encantado por sus cualidades visuales y el bajo mantenimiento.

La familia en el patio exterior
La familia en el patio exterior

También habían podido disfrutar del comportamiento térmico y acústico como material de construcción, y por ello se entusiasmaron con la idea de que su nueva casa, en las afueras de Wanaka, fuera una construida de tierra.

Vea ejemplos de casas modernas de tierra cruda en Australia publicadas en una entrada del blog.

Lago y ciudad de Wanaka en Nueva Zelanda
Autumn Colours Roys Bay Lake Wanaka

Wanaka es una localidad poblada en la región de Otago de la Isla Sur de Nueva Zelanda. Se encuentra en el extremo sur del lago Wanaka, cerca del Río Clutha, puerta de enlace al Parque Nac. del Monte Aspiring. El lugar es muy bonito, usted puede comprobarlo con la imagen superior.

Deck de madera exterior y patio
Deck de madera exterior y patio

La decisión de hacer la casa con tierra cruda surgió rápidamente  al elaborar la lista de lo necesario por parte de los arquitectos. Este material ecológico es además ancestral, se ha usado en tramos de la Muralla China, y ahora se lo adopta como tendencia en la arquitectura moderna y ecológica de países desarrollados.

Una abertura exterior
Una abertura exterior

Tomaron contacto con Jimmy Cotter, un contratista de Wanaka con 20 años de experiencia en tierra cruda, ya que los arquitectos eran nuevos con el material, no tenían experiencia. Así pudieron cobrar confianza y hacerse cargo del proyecto.

Sala de estar en el open plan de uno de los cuerpos de la casa
Sala de estar en el open plan de uno de los cuerpos de la casa
Sector de la cocina en el open plana
Sector de la cocina en el open plan

Algunos preconceptos tuvieron que ser aclarados. La tierra cruda no es muy laboriosa y por ello no resulta costosa, como mucha gente cree. El costo de esta casa fue similar al de haberla construido de albañilería convencional.

Hall de entrada a la casa
Hall de entrada a la casa

La tierra cruda es un material que requiere de trabajo manual, y un equipo de tres hombres trabajó durante tres semanas para levantar las paredes de casi medio metro de grosor de la estructura.

Un corredor en el interior
Un corredor en el interior

Una vez que la base de concreto fue construida, la tierra se combinó con una pequeña cantidad de polvo de cemento antes de ponerla en una formas. Entonces la tarea pasó a ser compactar esa tierra cruda con una herramienta neumática. Luego, la forma, un encofrado de
madera, fue removida y unas horas después de completar la pared, y no hizo falta ningún aislante, cubierta de revoque fino, o pintura.

Dormitorio principal
Dormitorio principal

El resto de la casa fue construido alrededor de las pared de tierra cruda apisonada. La calidad perdurable de la tierra cruda apisonada está asociada con casas de vocabulario romántico colonial y no tanto con las contemporáneas. Pero nadie de este proyecto tenía aspiraciones coloniales románticas. La visión moderna de los arquitectos se combinó de forma magnífica con las cualidades rústicas de las paredes de tierra cruda.

Plano de plantas
Plano de plantas

Las paredes tienen una fuerte presencia pero no sobrecargada. Los arquitectos decidieron cerrar la casa de tres pabellones con madera de cedro y hacer los techos con una suave inclinación. Ventanas triforio en los tres cuerpos de la casa permiten ver el pico del
Monte Roy y los vecinos. Grandes puertas ventana en dormitorio y el espacio living se abren al norte por donde se pueden apreciar los Alpes del Sur. Las vistas son un placer incidental en el marco natural de esta casa.

La idea de hacer la casa en tres pabellones sirvió para separar las áreas públicas y privadas. Las de uso común ocupan uno de los pabellones, mientras otro contiene tres dormitorios, dos baños, y el lavadero. El tercer pabellón es de dos plantas, arriba hay un apartamento con un dormitorio, sirve para alojar huéspedes.

Ventanas triforio
Fachadas con ventanas triforio

Es una familia joven con tres niños, por lo que también le es funcional a la pareja cuando necesitan estar más apartados. La planta baja tiene el garaje y un estudio (escritorio) donde los propietarios trabajan en sus desarrollos inmobiliarios, allí pueden tener reuniones sin interrumpir las actividades en el resto de la casa.

Acceso al garaje de la casa
Acceso al garaje de la casa

Los pabellones están conectados por corredores de techo bajo que acentúan el drama de los ambientes altos tipo loft. Circular por esta casa es ir por un sendero y estar caminando continuamente, así se modificó la altura de estos espacios, los de tránsito y los ambientes
de estar. En el pabellón de los dormitorios el corredor tiene un techo bajo, casi llega al tope de las puertas, estos lugares de circulación frecuentemente son descuidados en su diseño, sin embargo resultan espacios importantes.

Exteriores de la casa en invierno con nieve
Exteriores de la casa en invierno con nieve

La casa está orientada hacia el norte y las gruesas paredes de tierra cruda apisonada retienen calor solar en los días soleados de invierno, por ello se reduce la necesidad de usar el equipo de calefacción, no siempre es necesario. Incluso en el peor clima, usted nunca se siente claustrofóbico en esta casa, es muy confortable, cálida en invierno, y en verano abre la puerta y disfruta del jardín.

Editado por Héctor H. Zorrilla.

Vea una moderna casa de dos cuerpos también construida en Nueva Zelanda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *