Casa moderna al borde del mar en Chile.

Una obra de arquitectura dispuesta de forma inusual, su diseño la hace una estructura de particular atracción.

Aunque se encuentra sobre una rompiente de piedras gastadas por el mar y por debajo no se ve playa, el motivo principal de estar allí es el océano, el lugar es de playas y debería considerarse como una casa de playa.

El diseño arquitectónico privilegia las vistas del borde de la costa, la rompiente de las olas, y la superficie del mar.

El arquitecto ha explicado que su intención fue partir de la imagen de una pieza de piedra recostada algo inclinada, anclada casi al borde del mar, como caída y deslizada.

En esta obra Felipe Assadi puso especial atención en desarrollar un muro exterior entre la casa y el mar para enmarcar las vistas, es una característica de diseño original que al revisar aquí las fotos ha logrado muy bien su cometido.

Vista a cierta distancia de la fachada al mar

Sobre la base de esa idea de diseño, imaginó calados y espacios interiores. En apariencia, la estructura de la casa está inclinada hacía el borde del mar, en el interior tiene niveles que se salvan por escalera.

La posición con respecto a la costa ubica una de las fachadas hacia el mar, y es por donde a través de un juego de ventanas, aberturas de tipo contemporáneo de distintas formas y tamaños, se enmarcan vistas maravillosas.

Perspectiva desde el borde mismo del mar

Acceso desde la calle

Vista nocturna con luz en el interior

Otra vista a cierta distancia

La casa descansa en un sitio inclinado en las costa chilena cerca de la ciudad de Los Vilos, al norte de Santiago, unos 200 km, rodeada de rocas expuestas y gastadas por el mar. Se llama Bahía Azul es una casa privada que parece un barco arrastrado sobre la costa.

El enmarcado de las vistas es una de las características de esta obra que la destaca entre otras obras de la arquitectura chilena actual.

Patio alargado y paralelo a la fachada que enmarca las vistas del mar

Dos escaleras de los tres niveles de la estructura

La estructura de la casa es de madera, hay una base de piedra y concreto. La fachada que mira a la costa es cerrada, tiene unas ventanas muy pequeñas.

Corredor paralelo a la otra fachada larga

Sala de estar y escalera interior

Por debajo de la forma de caja que primero llama la atención hay un espacio cerrado por vidrios con acceso a un balcón cubierto arriba por la estructura más notable. Es donde se ubica esta segunda sala de estar que se ve a continuación.

Otra sala con vista al mar

Sala de estar a un nivel bajo con un jardín en claustro

Sala de estar principal en un nivel medio

Por favor, deje su opinión por escrito al pie. Agregue este sitio web de arquitectura de casas a su lista de Favoritos.

Este sitio se complementa con el blog, que usted puede consultar desde la imagen vinculada a la derecha abajo. Lo publicado es para divulgar e inspirar, no se brindan servicios de arquitectura.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *