Casa de montaña rústica de piedra, acero y madera.

Construcción residencial contemporánea de piedra, acero, y madera, en Aspen, Colorado, Estados Unidos

.

Es una residencia privada de 3.500 pies2 (325,16 m2) se realizó su renovación y una breve extensión.

La obra se hizo en una de las primeras casas de la zona muy exclusiva de Red Mountain en Aspen.

El proyecto de Oppenheim Office lleva por nombre La Muna.

A los 30 años el rústico chalet de montaña preexistente fue intervenido como un homenaje a la sensibilidad japonesa del wabi sabi, visión estética que le da valor a la trascendencia de lo imperfecto.

Detalle del exterior

La casa tiene una cubierta de madera recuperada, también se usó piedra y acero en la remodelación con la intención de causar el mínimo impacto en el lugar, emergiendo naturalmente en su idílico entorno de bosque, río, y montaña.

Amplia superficie espejada

Mesa y bancos en el exterior

Se trata de una casa de montaña de uso privado con una superficie de 3.500 pies2, fue diseñado además el interior y el proyecto contempla la sustentabilidad.

Ubicada en Aspen, Colorado, es el resultado de una completa renovación y una adición menor en una de las primeras casas construidas en el ultraexclusivo Red Mountain de Aspen.

La casa original tenía 30 años, era un ski chalet rústico con todas las imperfecciones en homenaje a la sensibilidad japonesa de wabi sabi, una mirada trascendente japonesa que lleva a aceptar la imperfección.

Moderna chimenea en la sala

Sala de estar y comedor rústico y oriental

Detalle de rusticidad de la madera

Recubierta en madera recuperada del lugar, completada con piedra y acero, se intentó hacer el mínimo impacto en el terreno, en los recursos naturales, y hacer que se fusionara con el idílico derredor de bosque, cursos de agua y montañas.

Una ventana cuadrada con panorama del exterior

Sala con fogón central

Estantería biblioteca

Un dormitorio

Rincón con una expresión de arte pictórico

Unos colectores solares brindan la energía necesaria para electricidad y agua caliente. Amplias aberturas cubiertas de vidrios ayudan a reducir los límites entre el interior y exterior, además mejora la conexión y el respeto por el lugar.

Moderna isla de cocina en acero inoxidable y madera rústica

Los colectores solares suministran la energía eléctrica necesaria y agua caliente, mientras que las aberturas de gran tamaño llevan capas de vidrio aislante, de tal forma se diluyen límites entre el exterior y el interior, forzando a una conexión y respeto por el lugar.

Obra del estudio Oppenheim Office de Miami, Florida con oficina también en Europa, Basilea, Suiza. Fotos de Laziz Hamani y Robert Reck.

Principal a cargo Chad Oppenheim.
Director del proyecto Juan Calvo.
Contribuciones de Leslie Abraham, Carolina Jaimes, y Cyril Manyara.

Por favor, deje su opinión por escrito al pie. Agregue este sitio web de arquitectura de casas a su lista de Favoritos.

Este sitio se complementa con el blog, que usted puede consultar desde la imagen vinculada a la derecha abajo. Lo publicado es para divulgar e inspirar, no se brindan servicios de arquitectura.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *