Casa pasiva contemporánea en Seattle.

Esta es la primera certificada de diseño sustentable en esa ciudad del noroeste de los Estados Unidos.

Se trata de una vivienda familiar desarrollada verticalmente en tres niveles, se ve una edificación ancha desde la fachada a la calle pero su planta es angosta y alargada.

Le han puesto de nombre Park Passive. Esta casa logra reducir 90% el gasto de energía para calefacción y refrigeración, está certificada por la Passive House Academy.

Obra de arquitectura residencial autorizada por el Passivhaus Institut. La casa de estilo Contemporáneo ha sido levantada en un lote urbano pequeño en Madison Park de Seattle. La casa tiene una estructura intrincada porque el diseñador buscó espacio habitable hacia arriba debido a la poca superficie horizontal disponible.

Frente a la calle con la puerta de acceso y la familia propietaria

Al tope tiene una escalera exterior que lleva a la terraza, la que representa un cuarto nivel transitable, sin techo, desde donde hay amplias vistas del entorno. La cocina está en un ambiente de doble altura y se comunica con la sala de estar y un nivel superior que usan los niños, de la joven familia que la habita, como espacio de juegos.

Fachada principal a la calle de la residencia estilo Contemporáneo

En el interior predomina un espacio amplio fluido (open plan) el cual se comunica con un reducido patio trasero. Este es un modelo de vivienda urbana de diseño innovador. La superficie cubierta es de 2.710 pies2 (251,77 m2).

Aunque no hay cifras precisas sobre el gasto actual de energía cuando todos los equipos están funcionando, el certificado logrado por esta obra cumple con un conjunto de estándares desarrollados para los edificios que aspiran a certificar la capacidad de ahorro de energía.

Una esquina exterior terminada

La casa es casi hermética, su envoltura ayuda a retener una temperatura en el interior de 21ºC, la cual se puede ajustar con ventilación pasiva, simplemente abriendo y cerrando ventanas y puertas en el verano.

Sala de estar en la planta inferior abierta al patio

Cuando llega la temporada invernal, la casa cuenta con una ventilación que recupera calor, mientras las ventanas aseguran luz natural abundante en el interior.

Cocina de estilo Contemporáneo junto a la sala en la planta baja

Además esta residencia está equipada con una bomba de calor, muchísimo material de aislamiento térmico, y cableado para instalar paneles de energía solar.

Escalera interior de madera

Las imágenes muestran las ventanas ubicadas en lugares para que la luz del día penetre en la casa, y abriéndolas se produzca una aireación interior útil para conservar una temperatura estable y confortable.

Espacio de juego para los niños

Llama la atención el grosor de las paredes y del techo, es la característica de su estructura que asegura el máximo grado de aislamiento alcanzado. Teóricamente esta casa se puede calefaccionar con un secador de cabello.

Esta casa fue completada en 2013 y como arriba está señalado su diseño es innovador, combina la habitabilidad con la sustentabilidad. Los arquitectos aseguran que requiere menos del 80% de energía de lo que consume una casa promedio en la zona con los códigos estándar.