Materiales para la construcción de casas modernas.

Insumos que permiten edificar viviendas contemporáneas gracias a procesos industrializados.

Con ellos se levanta una residencia, los cambios en el desarrollo y producción de los materiales sirvieron para cambiar la arquitectura y hacerla moderna,

Pero la evolución técnica continúa, porque los materiales naturales y tradicionales también forman parte ahora de los recursos para construir viviendas contemporáneas.

El creciente avance en la investigación y desarrollo por nuevos materiales promete hacer más accesibles las construcciones de todo tipo y por supuesto implica una gran ventajas para quienes buscan ser propietarios.

Hoy en día no solamente hay nuevos materiales, también se incorporan los materiales reusables, reciclados, y estos mismos procesados como un producto nuevo. Además se avanzó mucho en las combinaciones de materiales para ahorrar costos y a la vez lograr un producto óptimo para determinadas aplicaciones.

Casa construida en Inglaterra con material plástico reciclado

También hoy hay en el mercado una gran variedad de materiales para construir más rápido a menos costo y con buena calidad. Sobre la base de estos productos que son primarios para la construcción también se han creado nuevas técnicas que los aprovechan mientras solucionan problemas y en algunos casos reducen la dependencia de la mano de obra capacitada.

Cargas para formar concreto con polvo de cemento

El breve artículo a continuación es una noticia reciente de un hecho muy prometedor y se cita fuente al pie.

Novedad sobre la composición de la mezcla de concreto.

Un estudio realizado por el MIT evidenció que modificando la proporción de materiales en la mezcla de cemento podría reducir sustancialmente las emisiones de CO2 al medioambiente.

Siendo uno de los materiales de construcción más importantes, el concreto hace una contribución significativa a las emisiones globales de carbono. Las sustancias a base de calcio se calientan a altas temperaturas para formar el cemento, este es un proceso que genera dióxido de carbono, pero alterando las cantidades de los materiales utilizados, los científicos del MIT descubrieron un nuevo método para hacer la mezcla de concreto el que podría reducir las emisiones a menos de la mitad.

El concreto se forma por la mezcla de grava, agua, arena, y polvo de cemento. Para producir cemento, los materiales ricos en calcio como la piedra caliza se cocinan a temperaturas de 1.500 grados centígrados. La energía necesaria para calentar la mezcla combinada con la reacción química resultante genera dióxido de carbono, un proceso que los investigadores dicen que es el responsable de un 5 a 10% del total de emisiones de gases de efecto invernadero.

Al revisar la composición del concreto, el equipo del MIT dirigido por el científico Roland Pellenq encontró una receta nueva al compilar una base de datos que comparaba las composiciones químicas. Los investigadores determinaron que la proporción descubierta era la combinación óptima. Según ellos este ligero cambio en los niveles de calcio podría disminuir las emisiones de carbono hasta en un 60%.

Además descubrieron que la nueva mezcla tenía mayor resistencia a las fracturas. El análisis de la
mezcla de concreto se llevó a cabo a un nivel molecular, lo que significa que el equipo tendrá que llevar a cabo más investigaciones para asegurarse de que pueda aplicarse a escala de ingeniería.

Fuente: newsoffice.mit.edu

Corte de una estructura en Japón