Sofá de tres módulos convertible.

Original mueble de asiento para interiores formado con partes que al separarse crean un juego de sillones para la sala de estar.

Cuando el espacio escasea el ingenio tiene que abundar porque buscando soluciones podemos lograr hacer más habitables los espacios que hoy se rentan o es posible adquirir para vivir.

Apartamentos pequeños y estudios son la unidades habitacionales menores en el mercado, y son los jóvenes quienes suelen acomodar su vida mientras sus necesidades tienden a ser expansivas.

Este mueble se basa en un concepto muy simple y llama la atención que antes no fuera explorado. Incluso expone la idea de transformar un sofá de patas, despejado debajo, con dos bloques de espuma tapizados.

Los tres módulos separados no hacen sospechar que forman parte de un solo mueble

Observe como se multiplican los asientos, y dado que uno de los módulos es asimétrico sirve para una función adicional como cama de día. El conjunto, cuando los módulos están separados, armoniza perfectamente.

Los tres módulos con igual tapizado

Para hacer más funcional la arquitectura de interiores se requiere de buen diseño en el mobiliario. Sin sacrificar estilo es posible contar con muebles mucho más usables, y este es un buen ejemplo.

Combinación de dos tonos

Las posibilidades de combinar tonos es amplia, se puede elegir un sofá de un solo tono, dos tonos, y tres tonos. Es una idea de diseño inspiradora pero también tentadora, observando detenidamente este muebles encontrará muchas alternativas de estructuras para encargar o hacer con las propias manos.

Sofá cerrado en un solo tono oscuro

Por las formas de los volúmenes el tapizado de las partes es de los más simples. Las costuras pueden quedar ocultas, y las tachas en el asiento con patas fuera de la vista ubicadas debajo.

Combina elementos de diseño modernos y contemporáneos de una forma totalmente acertada, por lo que puede armonizar en la mayoría de los ambientes, y si bien es un muebles concebido para usar en espacios pequeños puede muy bien ser elegido para una vivienda de gran tamaño.

Es un mueble muy apropiado para habitación de huéspedes, según sus medidas, es posible aprovecharlo además como otomana.

Todo aquel que se ha encontrado viviendo en un apartamento pequeño o estudio, ha tenido que encarar problemas con el mobiliario.

¿Cómo hace uno para contar con suficientes asientos para recibir a los amigos mientras queda algo de espacio para caminar por el cuarto? Para muchos, los muebles modulares son una gran respuesta, porque en un estado ocupan lo mínimo en el piso, pero pueden ser expandidos para usar más asientos. Es justamente lo que diseñó Fabrizio Simonetti.

En su configuración básica este original sofá de nombre Sofista está compuesto de tres asientos con superficies acolchadas y tapizadas, con apoyabrazos a cada lado, lo que también se conoce como sillón de tres cuerpos. Así, el espacio en el ambiente rinde más cuando hay pocas personas.

Cuando se necesita, los dos apoyabrazos se convierten en asientos adicionales, y uno de ellos es más largo por lo que admite apoyar las piernas (chaise longue), de tal forma es posible brindarle asiento a dos o tres personas más, luego se guardan y sencillamente desaparecen.

Se llama Sofista, el diseño es de Fabrizio Simonetti y tiene un valor de 1.210 euros.